El nuevo runrún en los pasillos del Congreso de los Diputados es que habrá Gobierno antes de final de año. Y mientras el PSOE trata de despejar la incógnita negociando con ERC, los socialistas y sus futuros socios de coalición de Unidas Podemos tratan de limar los últimos flecos de la estructura de Gobierno. La última incógnita es el cargo que ocupará el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón.

Pablo Iglesias será vicepresidente pero las competencias que ostentará el líder de Podemos son una incógnita; Yolanda Díaz (de IU Galicia, pero más próxima a Podemos que a su propia organización) la cartera de Trabajo sin las competencias de Seguridad Social; Irene Montero el Ministerio de Igualdad; alguien designado por Ada Colau (cobra fuerza Rosa Lluch, hija del asesinado por ETA Ernest Lluch) la cartera de Universidades. Y queda por encajar a Garzón, de quien hace tiempo se comenta que aspira o a ser el cuarto ministro de UP o a ocupar una Secretaría de Estado.

Las últimas conversaciones apuntalan esta versión: se habla de dividir el Ministerio de Industria para dar entrada a Garzón en un ministerio partido, o de subordinar su papel en el Ejecutivo ante Yolanda Díaz dándole la Secretaría de Estado de Empleo. Esto comentan varios consultados conocedores de los entresijos, en un momento en que PSOE y Podemos básicamente discuten ya las políticas programáticas.

Industria, Comercio y Turismo

Industria tiene tres grandes patas: la primera Industria y Pyme, la más relevante. Probablemente la presión de UP va en ocupar algo de este área, al considerar muy relevante el papel de las grandes empresas que operan en el sector energético, especialmente con las facturas que abonan los hogares.

Las otras dos grandes competencias dentro de Industria son la Secretaría de Estado de Comercio (cuando gobierna el PP esta cartera suele fusionarse con Economía) y finalmente la de Turismo.

En IU la respuesta siempre es la misma: «Al igual que se ha hecho desde el inicio de las negociaciones, no se hacen valoraciones sobre rumores», indican portavoces. «IU está siendo responsable y leal con los acuerdos».

IU: «Somos responsables y leales»

Al frente de Industria se halla actualmente la ministra Reyes Maroto, bien valorada dentro del equipo de Pedro Sánchez: es muy probable que Maroto continúe en el Ejecutivo. La secretaria de Estado de Empleo es, por su parte, Yolanda Valdeolivas, la muñidora del registro horario aplicable a todas las empresas. Garzón ambiciona pescar en competencias que hoy son de ambas y que también encajan con el perfil economista del coordinador de IU.

Sánchez parece decidido a vetar a Podemos de las grandes decisiones financieras (Nadia Calviño) y fiscales (María Jesús Montero) más allá de acuerdos programáticos pactados entre ambos socios de coalición (progresividad en el IRPF, impuestos a la banca, etcétera). Al presidente en funciones no le queda otra sin embargo que dar algo de margen a los morados en cuestiones laborales y otras relacionadas con la problemática energética. Según adelantó El Independiente el lunes, Podemos ya se ha reunido con grandes empresas del Ibex 35 con el ánimo de tranquilizarlas de cara al inminente Gobierno, siempre que Esquerra Republicana de Catalunya lo permita.