Política

Reclamación en tromba de los opositores de la Policía ante el Defensor del Pueblo

Los aspirantes que han quedado fuera del proceso selectivo al elevarse la nota de corte en el test de ortografía piden al Alto Comisionado de las Cortes que intervenga antes de que, el próximo 11 de enero, se celebre la próxima prueba de las oposiciones

logo
Reclamación en tromba de los opositores de la Policía ante el Defensor del Pueblo
El director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, y el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, este jueves en Madrid.

El director general de la Policía, Pardo Piqueras, y el ministro del Interior en funciones, Grande-Marlaska, este jueves en Madrid. EFE

Resumen:

La Oficina del Defensor del Pueblo ha empezado a recibir numerosas quejas de opositores a policía nacional por la decisión del tribunal calificador de elevar la nota de corte en la prueba de ortografía al 6,2, al entender que se trata de una actuación irregular -la puntuación mínima no se detallaba en las bases reguladoras de la convocatoria– que supone una vulneración del derecho a un proceso ajustado.

Como viene informando El Independiente, la polémica envuelve la última oposición convocada por el Cuerpo Nacional para cubrir 2.506 plazas en la escala básica tanto por establecerse el corte en la prueba ortográfica en una puntuación superior al 5 -las bases se limitan a decir que la calificación sería de «apto o no apto»- como por la inclusión en el cuestionario de dos palabras de uso común que la propia Real Academia Española (RAE) considera correctas aunque no estén incluidas en su Diccionario: ‘ciberataque’ y ‘LGTBI’.

Los aspirantes han empezado ya a llamar a las puertas del Defensor del Pueblo, al que piden que resuelva la reclamación «con la mayor celeridad posible» al estar desarrollándose la oposición en la actualidad. A la vuelta de las vacaciones navideñas se llevará a cabo la siguiente prueba, consistente en el reconocimiento médico, la entrevista personal y el test psicotécnico. Y sólo podrán presentarse los que hayan obtenido al menos un 5 en el examen de conocimientos y un 6,2 en el de ortografía.

«Si se invalidara esta decisión de la División [de Formación y Perfeccionamiento de la Policía Nacional] y rectificaran dejando la nota en el 5 podríamos acceder a la mencionada prueba del 11 de enero», detalla el formulario común que han registrado muchos de los opositores ante el Alto Comisionado de las Cortes encargado de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos.

En el escrito, los aspirantes llaman la atención sobre el hecho de que en la convocatoria de 2012 sí se detalló en las bases que el tribunal fijaría «la puntuación mínima necesaria» para superar la prueba en la que se evalúa la capacidad ortográfica. Sin embargo, esa advertencia no se ha incluido en el presente proceso selectivo.

Fuentes de la Oficina del Defensor del Pueblo han informado a este diario de que en los últimos días han recibido ya «numerosas quejas» a cuenta de la polémica suscitada por las oposiciones de la Policía Nacional. Ahora analizarán el fondo de la queja para determinar si son competentes y, en caso afirmativo, requerir documentación a la Administración afectada por la reclamación para resolver la reclamación.

Los aspirantes que han quedado fuera piden al Defensor del Pueblo que intervenga antes de que se celebre la próxima prueba de la oposición

La queja ante el Defensor del Pueblo no es el único camino que están siguiendo los opositores que han quedado apeados están presentando. También están presentando de forma masiva recursos de alzada ante el director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo Piqueras, antes de agotar la vía administrativa y plantearse acudir a la jurisdicción Contencioso-Administrativo en caso de que se respalde el criterio del tribunal calificador.

Desde 2008, la jurisprudencia del Supremo establece claramente que los criterios de actuación de un tribunal deben ser «precedentes a la realización de la prueba» y notificados a los aspirantes, ya que sólo así se garantiza el «principio de seguridad jurídica».

Menos entrevistas personales

Con la intención de reducir el número de entrevistas personales en la siguiente prueba, el tribunal calificador hizo públicos el pasado 12 de diciembre los resultados de la segunda prueba (conocimientos y ortografía), estableciendo que para superar el test ortográfico era necesario haber obtenido al menos un 6,20. En ocho minutos, los opositores tenían que decir si 100 palabras estaban escritas correcta o incorrectamente.

La decisión de elevar la nota a 6,20 se conocía casi dos semanas después de que se hubiera llevado a cabo la prueba, a la que muchos de los opositores acudieron con el convencimiento de que aprobarían el test de ortografía en caso de obtener al menos un 5. La sorpresa ha sido que el listón se ha elevado más de un punto.

Comentar ()