Política

Aragonés: "La nueva etapa solo se puede abrir si la política desplaza a la represión, ¿se entiende?"

Pere Aragonés, en el Congreso de ERC. EP

«La nueva etapa política sólo se puede abrir si la política desplaza a la represión, ¿se entiende?». El coordinador nacional de ERC, Pere Aragonés, ha sido claro este sábado en su apuesta por el diálogo con el PSOE en la apertura del 28 Congreso del partido. Pero ha sido igualmente claro a la hora de exigir a los socialistas un gesto que permita justificar a la dirección republicana su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez.

Los republicanos trabajan con la hipótesis de una investidura la primera semana del año, no antes. Este es el calendario que maneja la dirección de Esquerra, que aún espera un «gesto» del PSOE que les permita justificar ante sus bases el apoyo a Pedro Sánchez. Primero será determinante la postura que adopte la Abogacía del Estado ante la inmunidad de Oriol Junqueras, sancionada por el Tribunal de Justica de la Unión Europea.

Investidura entre el 27 y el 5

El 28 Congreso de Esquerra llega en plena negociación sobre la investidura de Pedro Sánchez, para la que los 13 diputados republicanos en el Congreso son determinantes. Fuentes republicanas han señalado, en este sentido, que la investidura se solventará «entre el 27 de diciembre y el 5 de enero». Un calendario que permitiría convocar el primer pleno de investidura el viernes 27 para el 30 de diciembre y llegar a la segunda votación el 2 de enero, o aplazarlo al 2 y el 5 de enero.

Las mismas fuentes han dejado entrever que, si el cónclave de este sábado es tan plácido como espera la dirección independentista, la negociación con el PSOE puede cerrarse en los próximos días y ratificar el acuerdo en el Consejo Nacional de ERC antes de fin de año.

En previsión de ese escenario, Aragonés ha defendido hoy la «responsabilidad» de Esquerra como primer partido en Cataluña y ha advertido que «eso significa decisiones complejas». Debemos «asumir la responsabilidad del que las urnas ponen al frente y le han dicho que tiene que abrir camino» ha explicando, advirtiendo de que «será duro, complicado, momentos de éxito y momentos que veremos el éxito lejos pero tenemos que asumir este papel».

Aviso a JxCat y la CUP

Aragonés ha recriminado además a sus socios de JxCat y la CUP las presiones contra la negociación con el PSOE, lamentado que «a veces oímos críticas y ataques, algunos de demasiado cerca» y ha reivindicado el «orgullo de ser de ERC» en este contexto. Una reivindicación que ha amplificado la secretaria general adjunta del partido, Marta Rovira , desde su refugio suizo.

No nos acompleja nada y no podemos estar pendientes de los oportunistas» advierte Marta Rovira

«La represión nos ha hecho mas fuertes» ha anunciado Rovira, una idea repetida a lo largo de la mañana. «No nos acompleja nada y no podemos estar pendientes de los oportunitas, la gente de ERC no queremos perder más el tiempo porque tenemos toda una república por construir». Una alusión dedicada a Carles Puigdemont, que ayer pudo tomar posesión de su acreditación provisional como eurodiputado aprovechando la resolución del TJUE en favor de Oriol Junqueras.

Oriol Junqueras ha sido el encargado de cerrar las intervenciones de los líderes republicanos con un mensaje leído desde la prisión de Lledoners, en el que ha prometido la celebración de un nuevo referéndum para conseguir la independencia.

Para conseguirlo, ha reclamado «construir una mayoría independentista, plural y diversa, incontestable» para que «cuando llegue el momento la mayoría favorable a la independencia sea imparable». Junqueras ha asegurado que sentirse «orgulloso de estar en prisión por poner las urnas, tan orgulloso que lo volvería a hacer, sé que lo volveremos a hacer».

En la intervención más aplaudida, junto a la de Rovira, Junqueras ha asegurado que esta es la generación «que hará posible» la independencia con un referéndum y ha asegurado que «asumimos el compromiso de hacerlo posible, de culmuniar este proceso que nos tiene que llevar a la justicia y la libertad»

Esquerra Republicana cierra este sábado su 28 Congreso, un cónclave que se ha dilatado desde septiembre -cuando se celebraron las primarias– y que llega a su etapa final en el momento más inoportuno para la dirección republicana. Pere Aragonés y Marta Vilalta afrontan la reválida de sus primeros meses como caras visibles del partido con las negociaciones abiertas para la investidura de Pedro Sánchez y el horizonte de unas elecciones autonómicas en primavera con Carles Puigdemont liberado de la persecución de la justicia española en Europa.

Comentar ()