Política

Las juventudes de Bildu 'pisotean' a Sergio Ramos en su campaña contra la Eurocopa

logo
Las juventudes de Bildu 'pisotean' a Sergio Ramos en su campaña contra la Eurocopa

Resumen:

Las juventudes de la izquierda abertzale continúan intensificando su campaña en contra de la celebración en Bilbao de la Eurocopa de fútbol y en la que la capital vizcaína será la sede de la Selección Española de Fútbol. En los últimos días han aparecido en el centro de Bilbao carteles en los que se ve la imagen del capital de la selección, Sergio Ramos, pisoteada por el jugador francés, Eric Cantona. Al fondo, también se observa el escudo de España. Sobre ella, una multitud con ikurriñas y el lemaEurocopa honi ez! Euskal Herriarekin es da jokatzen’ (¡No a esta Eurocopa! Con Euskal Herria no se juega).

Desde semanas el entorno afín a la izquierda abertzale ha reforzado su campaña en contra de la celebración de la Eurocopa en Bilbao. En algunos de los partidos que han jugado los equipos vascos de primera división se han celebrado concentraciones, por ahora minoritarias, en contra del evento. El pasado 15 de noviembre Sergio Ramos recibió el brazalete de ‘gran capitán’ a manos del presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, al convertirse en el jugador con más encuentros oficiales, 168, superando el récord de Iker Casillas.

La selección española jugará al menos tres encuentros en Bilbao. Serán los días 15, 20 y 24 de junio. Entre los dos rivales que ya se han clasificado figuran Suecia y Polonia, a la espera del cuarto integrante del grupo, aún por determinar en la fase de ‘repesca’ que disputarán Bosnia y Herzegovina, Eslovaquia, República de Irlanda e Irlanda del Norte. La participación de ‘la Roja’ en San Mamés podrá fin a 52 años de ausencia desde la última vez que jugó en el campo bilbaíno, allá por el 31 de mayo de 1967 contra la selección de Turquía (2-0). La lista de partidos oficiales de la selección sólo incluye otro partido más, el 3 de mayo de 1963 contra Irlanda del Norte (1-1). A ellos se suman cuatro encuentros amistosos: Bélgica (1921), Italia (1931), Portugal (1941) y Suecia (1953).

La campaña contra la Eurocopa puesta en marcha incluye no sólo la celebración de charlas y jornadas en el País Vasco y Navarra para activar la movilización sino también la comercialización de merchandising con el lema ‘Eurocopa honi ez!’. La campaña a la que en este tiempo se ha sumado la proliferación de cartelería y lemas, -el último el que muestra la imagen del capitán Sergio Ramos pisoteada y que de modo similar ya se vio meses atrás-, comenzó con la publicación de un manifiesto en el que se calificaba de una muestra más de «opresión» contra el Pueblo vasco la celebración de la Eurocopa a cargo de España y Francia. Lo situaban en la misma línea de otros actos deportivos contra los que también se movilizó la izquierda abertzale como la cumbre del G7 el pasado verano en Biarritz o la Vuelta a España a su paso por Euskadi. Añadía que con la celebración del mayor evento deportivo en Europa se impondrá «un Estado policial» y se llenarán las calles de «‘zipayos’ (en referencia a la Ertzaintza), guardias civiles y otras fuerzas policiales».

«Colonización cultural»

La izquierda abertzale ha rechazado abiertamente la celebración de la Eurocopa que considera que es una muestra más de «colonización cultural», tal y como aseguró su concejal en el Ayuntamiento de Bilbao, Jone Goirizelaia. Añadió que durante su celebración acudirán a la ciudad «todos los representantes de España a Bilbao, nos van aponer banderas españolas, se van a hacer recibimientos y se les va a rendir pleitesía. ¿Es esa la imagen que queremos proyectar?».

Junto a Bildu, también el PNV y el PSE rechazaron que la marca de la ciudad pueda relacionarse con la de la selección española, tal y como solicitó el PP, para beneficio de la ciudad en su promoción internacional. El Ayuntamiento rechazó la propuesta y apostó por una promoción individualizada de Bilbao. El impacto que tendrá el evento en la economía de la ciudad se ha estimado en 84 millones de euros, una rentabilidad muy elevada si se tiene en cuenta que las arcas públicas sólo invertirán 5,5 millones de euros en la organización de un certamen que organiza la UEFA.

El lehendakari Iñigo Urkullu aseguró que ésta es una oportunidad para la ciudad y que deberá saber aprovechar y organizar bien ya que de no hacerlo «nos equivocaremos». Evitó mostrar sus preferencias en tre los equipos que compiten y se limitó a asegurar que ganara «el mejor».

Comentar ()