Política

Reglamento del Congreso: Habrá llamadas al orden cuando se "ofenda" a las instituciones del Estado

Populares y Ciudadanos quieren que desaparezcan de las actas de la sesión las alusiones de Bildu y la Cup a la jefatura del Estado

Meritxell Batet y Pedro Sánchez durante el debate de investidura.

La controvertida intervención de la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, cuestionando la calidad democrática de España y las instituciones del país tiene su correlato en el artículo 103.1 del Reglamento de la Cámara, que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, interpreta de forma diametralmente opuesta a los partidos de la oposición.

Dicho artículo señala, literalmente, que los diputados y los oradores serán llamados al orden «cuando profirieren palabras o vertieren conceptos ofensivos al decoro de la Cámara o de sus miembros, de las Instituciones del Estado o de cualquiera otra persona o entidad». Batet ha apelado a la libertad de expresión de sus señorías, y ha llegado a decir que hasta ahora no se había ejercido en el Cámara dicha libertad.

En cambio, para el PP «la libertad tiene límites» y, en ningún caso, se deben permitir «insultos» a las instituciones del Estado. Por eso ha reclamado a la mesa del Congreso, al igual que Ciudadanos, que se retiren las palabras que consideran «ofensivas» del discurso de Aizpurua, pero no sólo, también las de la representante de las CUP, Mireia Behí, que también ha cuestionado la jefatura del Estado.

La intervención de la portavoz de Bildu ha provocado un auténtico revuelo en la bancada de la oposición, con Pablo Casado acusando a Sánchez de no defender ni al jefe del Estado ni a las víctimas; con Santiago Abascal abandonando el edificio o Edmundo Val reprochando a Sánchez que no haya defendido a quien «le ha encargado la formación de gobierno», todo ello entre gritos de «asesinos» a los herederos de ETA y el secretario cuarto de la Mesa. Adolfo Suárez Illana, vuelto de espaldas mientras hablaba Aizpurua.

La evidencia es que el propio candidato a la presidencia del Gobierno ha sido infinitamente más duro en su respuesta con los portavoces de Navarra Suma y de Foro España, Sergio Sayas e Isidro Manuel Martinez Oblanca, que con la de Bildu. Y no digamos ayer con Casado, Abascal o Arrimadas. Claro que Bildu se va a abstener en la votación de investidura tras agradecer a Sánchez su «cambio de actitud».

Comentar ()