Política

Sánchez y Torra inician los contactos, que el president desmarca del pacto PSOE-ERC

Pedro Sánchez y Quim Torra se saludan a las puertas de Pedralbes.

El presidente Sánchez y Quim Torra se vieron cara a cara por primera vez el pasado diciembre, tras meses de "interacción mediada". EFE

Los gabinetes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del presidente catalán, Quim Torra, ya están en contacto para cerrar próximamente una primera conversación telefónica entre ambos y una posterior reunión que sirva para iniciar el diálogo de la futura mesa de negociación. Iván Redondo, jefe de gabinete de Moncloa, y Joan Ramon Canals, su homónimo en Palau, han cruzado varios mensajes desde la tarde de ayer para fijar el encuentro entre ambos. Un encuentro que, según Presidencia de la Generalitat, no está ligado a la «mesa entre gobiernos» pactada por PSOE y ERC para que los republicanos permitieran con su abstención la investidura de Pedro Sánchez.

«El Govern no se siente vinculado por lo que pactan los partidos, ya lo dijimos» han señalado estas fuentes tras confirmar los contactos entre ambos equipos anunciados este mediodía por la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán. El equipo de Torra se desmarca así de las presiones ejercidas por Esquerra para recuperar el diálogo entre ambos gobiernos, con el objetivo de plantear la celebración de un referéndum de independencia.

El Govern no se siente vinculado por lo que pactan los partidos» han insistido hoy desde el equipo de Torra

De hecho, tanto el número dos de ERC, Pere Aragonés, como su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, han coincidido esta mañana en reclamar al PSOE que se cumpla el plazo de quince días para la formación de la mesa de diálogo entre gobiernos. Esquerra muestra su decisión de no dar tregua al PSOE en la exigencia del cumplimiento de su acuerdo, mientras Torra intenta desvirtuar ese acuerdo asegurando que su relación con Sánchez no depende de Esquerra sino de su rango institucional.

En su primera comparecencia tras la investidura de Sánchez, Budó ha querido dejar claro que ahora son Torra y su equipo, es decir, JxCat, los que toman las riendas de la negociación con el Gobierno. Y desde el equipo del president han añadido que el cruce de mensajes empezó ayer tarde, el mismo día de la investidura, para marcar distancias respecto al vacío con el que Sánchez «obsequió» al presidente de la Generalitat tras las anteriores elecciones generales.

Budó ha explicado que la voluntad de Torra es poder hablar primero por teléfono con Sánchez para felicitarle por su elección como presidente del Gobierno y para encontrar «lo antes posible» una fecha para reunirse con él.

La portavoz del Govern no ha negado la mesa de negociación entre gobiernos pactada por ERC y PSOE, como hacen desde el equipo del president, pero ha advertido que primero se deben reunir Sánchez y Torra «en los próximos días». «La voluntad es que esta negociación entre gobiernos se pueda comenzar a llevar a cabo cuando lo acuerden los presidentes Sánchez y Torra en el encuentro que prevén que se produzca en los próximos días», ha señalado.

En paralelo, Torra ya está contactando con todas las entidades y partidos independentistas para cerrar una fecha de otra reunión «inmediata», en este caso solo entre soberanistas, que serviría para fijar los «contenidos, condiciones y garantías» que la Generalitat llevaría a la mesa de negociación con el Gobierno.

Las reuniones de Torra podrían complicar la convocatoria de la mesa de diálogo entre el Gobierno y ERC en los próximos 15 días

Budó ha esgrimido que tener una posición consensuada dentro del soberanismo daría «mucha más fuerza» al Govern en la futura negociación con el Estado. Estas dos reuniones que requiere Torra podrían dificultar que se cumpliera el plazo pactado entre PSOE y ERC de convocar la mesa de negociación en los 15 días posteriores a la formación del Gobierno.

Budó ha remarcado que aún no hay fecha para la constitución del Gobierno y, sin querer prever si se va a cumplir o no dicho plazo, ha insistido en todo caso en que «previamente» a la mesa de negociación «se tiene que celebrar este encuentro entre los dos presidentes».

Recurso contra la JEC

Por otro lado, Torra ha pedido este miércoles al Tribunal Supremo que suspenda la ejecución del acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) que ordena retirarle el acta de diputado, ya que considera en el escrito que obedece a una «persecución de tipo político» para cesarle, «usurpando» competencias del Parlament.

A la espera del desenlace de esta nueva vía judicial abierta, Budó ha advertido que el Govern «no acatará» la decisión de la JEC, menos aún cuando el pleno del Parlament ratificó a Torra el pasado día 4, ha recordado. «El Govern no aceptará que Torra sea inhabilitado como president ni como diputado por la JEC», ha subrayado la consellera.

Preguntada por si el Govern acataría en cambio una resolución de inhabilitación del Tribunal Supremo, Budó ha respondido que en estos momentos están «en la pantalla de la JEC y concentrados en esto». En todo caso, la portavoz, sin querer avanzar acontecimientos, ha enfatizado que el Govern «no contempla» un adelanto electoral: «No esta sobre la mesa», ha zanjado.

Budó también ha anunciado que Torra estará el próximo lunes 13 en Estrasburgo (Francia) para acompañar a los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont y Toni Comín, con el deseo de que también acuda a la cita Oriol Junqueras, a quien el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) también reconoció su condición de europarlamentario.

En este contexto, el Govern ha pedido al Supremo que acate la sentencia del TJUE y que ponga en libertad al exvicepresidente del Govern y líder de ERC. Si no fuera así, Budó ha afirmado que, «si hay otro mecanismo que haga posible que Oriol Junqueras pueda asistir al Parlamento Europeo y así lo decide su defensa jurídica», el Govern «será diligente para garantizar su asistencia».

La consellera de Presidencia no ha aclarado a qué «mecanismos» hacía referencia y ha evitado contestar si el Govern contempla ordenar la salida de Junqueras de la cárcel de Lledoners (Barcelona).

Por otro lado, ha señalado la «preocupación» del ejecutivo catalán por la retirada, por parte de alguien aún sin identificar, de la bandera española del Palau de la Generalitat el pasado día 3 de enero durante 17 minutos y ha ordenado a los Mossos que investiguen el incidente.

Comentar ()