El Reino Unido saldrá de la Unión Europea el próximo 31 de enero. Lo que tanto ha costado a los primeros ministros conservadores, primero a Theresa May, y luego a Boris Johnson, ha logrado la luz verde definitiva en los Comunes sin grandes alharacas. El Acuerdo ha sido aprobado en esta Cámara por 33 votos a favor y 231 en contra. Los Lores lo debaten la semana próxima.

En la Cámara de los Lores los conservadores no tienen la mayoría asegurada, de modo que su tramitación puede sufrir algún retraso, según informa Efe. Volvería el Acuerdo a los Comunes con las modificaciones pertinentes. Si finalmente tiene luz verde, estará lista para que la Reina firme el Acuerdo.

Un portavoz del 10 de Downing Street ha lanzado un mensaje a los Lores para que resuelvan el Brexit con celeridad. «Este país envió un mensaje muy claro en las elecciones», ha señalado. El diputado conservador Owen Paterson ha instado a los Lores a que respeten las votaciones.

Los británicos acudieron a las urnas el 12 de diciembre. El primer ministro, el conservador Boris Johnson, logró una mayoría holgada, lo que le permitirá cumplir su objetivo de salir de la UE el 31 de enero. Será entonces cuando comience a tramitarse la relación futura.

Justo después de las legislativas, los diputados dieron su visto bueno preliminar al Acuerdo. Con el paso dado este jueves esa histórica salida de la UE está más cerca. De todas formas, el 1 de febrero apenas habrá cambios, salvo que el Reino Unido dejará de tener representación en las instituciones europeas.

El Gobierno británico ha destacado que está preparado para la siguiente fase de las negociaciones con Bruselas. Será entonces cuando se establezcan los términos de la relación entre la Unión Europea y el Reino Unido.

El problema de partida es la falta de tiempo. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha descartado que ese periodo de transición pueda prolongarse más allá del 31 de diciembre de 2020. Es un tiempo insuficiente para negociar algo tan complejo. Este tipo de negociaciones suelen prolongarse durante años.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, estuvo el miércoles en Londres. Von der Leyen dejó claro que es «imposible» negociar un acuerdo comercial en apenas unos meses.