Política

La Audiencia Nacional deja en libertad a los dos CDR que quedaban en prisión

El juez García Castellón impone fianzas de 20.000 y 15.000 euros a Jordi Ros y Germinal Tomás para salir de la cárcel y sus abogados recaudan fondos

Declaración de uno de los CDR detenidos.

El juez Manuel García Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, ha acordado este viernes imponer a Jordi Ros y Germinal Tomás, los dos miembros de los Comités en Defensa de la República (CDR) que quedaban en prisión preventiva, fianzas que suman un total de 45.000 euros para quedar en libertad.

Los abogados de los dos investigados por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y conspiración para la comisión de estragos, reunidos en la plataforma Alerta Solidària, pronto han lanzado una campaña de recolección de fondos en Twitter y demás redes sociales para reunir la cantidad impuesta por el Juzgado para que los radicales independentistas salgan de prisión.

El mismo juez que decidió que los CDR ingresaran en prisión el pasado 23 de septiembre tras estallar una investigación secreta contra ellos abierta un año antes, acuerda ahora (como hizo la Sala de lo Penal con los otros cinco miembros de los Equipos de Respuesta Táctica) dejarles en libertad.

El juez considera que existen los mismos motivos para mantener la investigación por terrorismo contra Ros y Abueso, pero sus circunstancias personales han cambiado. Esa situación personal está relacionada con su arraigo personal y familiar que evitarían la fuga de ambos. El juez les obliga a comparecer semanalmente en el juzgado más próximo a su domicilio y les retira el pasaporte, así como les impide salir del territorio nacional.

Dentro de la estrategia independentista

García Castellón consideró, según el sumario contra los miembros de los Comités en Defensa de la República al que tuvo acceso El Independiente, que formaban parte de la estrategia para alcanzar la independencia de Cataluña. Precisamente habrían conformado un nuevo grupo terrorista, según el juez, para conseguir dicho objetivo.

Entre las operaciones que planearon, estuvo la ocupación del Parlament el denominado día D, entre el segundo aniversario del referéndum del 1 de octubre y la publicación de la sentencia del procés.

La Audiencia Nacional ha ido dejando en libertad a los miembros de los CDR que no «manejaron directamente explosivos», con el informe favorable de la Fiscalía, y finalmente el juez ha decidido (antes que la Sala) dejar también en libertad, si depositan la fianza, a Ros y Abueso.

Comentar ()