La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha informado a favor de que tres miembros de los Comités en Defensa de la República en prisión preventiva por presunto delito de pertenencia a grupo terrorista y fabricación y tenencia de explosivos, Xavier Buigas, Guillem Xavier Duch y Eduard Garzón, queden en libertad bajo una fianza de 9.000 euros cada uno.

Los independentistas radicales están entre los investigados en la Audiencia Nacional por pertenecer al presuento «nuevo grupo terrorista» Equipo de Respuesta Táctica (ERT) que buscaría la independencia de Cataluña «capitalizando la lucha callejera» dentro de la estrategia global secesionista, según los autos de prisión del juez Manuel García Castellón. También habrían planeado, según la investigación policial, ocupar el Parlament durante las mismas fechas. Un plan del que, según declaró uno de los investigados ante el juez, habría estado al tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Las defensas de los CDR presentaron recursos de apelación contra la prisión preventiva y, pronunciándose sobre éstos, el Ministerio Público informa de que estaría a favor de que queden en libertad preventiva bajo dicha fianza.

Tras la detención a finales de septiembre de los siete miembros de los Comités en Defensa de la República, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó que ingresaran en prisión ante la «certeza» de que tenían previsto llevar a cabo acciones desestabilizadoras y que podían afectar a personas y a infraestructuras críticas entre el segundo aniversario del referéndum del 1-O y la publicación de la sentencia del procés.

Cambio de criterio

El cambio de criterio del Ministerio Público responde a la diferencia de las imputaciones contra los CDR. El fiscal estaría a favor de la libertad con medidas cautelares para los investigados que no estuvieron en contacto con materiales precursores de explosivos.

Éstos serían Xavier Buigas, Guillem Xavier Duch y Eduard Garzón, que tras ser detenidos y trasladados a la Audiencia Nacional, decidieron declarar sólo a preguntas de los abogados y no de la Fiscalía.