La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado que estaría «encantada» de continuar liderando Vox en la Comunidad de Madrid aunque ha reconocido que es un partido «difícil de manejar» en el que «hay que trabajar mucho».

Cuando finalice el primer semestre de 2020 el partido liderado por Santiago Abascal convocará primarias en toda España. En una entrevista con Europa Press, Monasterio ha indicado que aún no se ha planteado si optaría a seguir al frente en Madrid pero que estaría «encantada» si los afiliados de Vox le dan su «confianza».

No obstante, pese a que aún no se lo ha planteado, se ha mostrado cómoda de trabajar para Madrid en proyectos con los que pretenden «mejorar la estructura» de la región.

«Creo que hay que hacer un trabajo gigante y teníamos unos objetivos claros que están funcionando, como convertir el cinturón rojo de Madrid (PSOE) en cinturón verde, y luego iremos al centro», ha avisado, para a continuación añadir que necesitará «mucha ayuda» para seguir al frente de la formación porque «cada vez Vox es una estructura más grande y más difícil de organizar».