Vicepresidentes y ministros han prometido su cargo ante el rey Felipe VI. El primero ha sido el nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para que, como es preceptivo, pudiera desempeñar en el acto la tarea reservada al titular de este departamento como notario mayor del Reino.

Campo ha leído la fórmula en la que se compromete a cumplir las obligaciones del cargo con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución. Todos los ministros han prometido su cargo jurando «lealtad» a Felipe VI, incluidos los miembros de Podemos y también el comunista Alberto Garzón, que históricamente se había referido al monarca como «el ciudadano Borbón» en sus intervenciones públicas.

A continuación lo ha hecho la vicepresidenta primera y ministra de Presidencia y Relaciones con las Cortes, Carmen Calvo, quien a diferencia de cuando prometió el cargo en 2018, no ha añadido la coletilla de «ministras y ministros» al expresar su compromiso de guardar el secreto de las deliberaciones del Consejo.

lo ha hecho Iglesias, quien ha cruzado el Salón de Audiencias hasta la mesa sobre la que se encontraba depositada la Constitución (sin Biblia ni crucifijo) abierta por el artículo 100 y que recoge que los ministros serán nombrados por el rey a propuesta del presidente del Gobierno.

Después ha leído literal la fórmula de la promesa añadiendo la frase del «Consejo de ministras y ministros». Tras Iglesias ha sido el turno de las otras dos vicepresidentas, Nadia Calviño y Teresa Ribera, y del resto de miembros del nuevo Gabinete.

El rey ha saludado a los miembros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez una vez que han tomado posesión de sus cargos y se ha dirigido a cada uno de ellos con la misma frase: «Enhorabuena y mucha suerte».

Ha sido en ese saludo cuando les ha trasladado su deseo de que tengan suerte en sus respectivos cometidos y, a continuación, ha posado con todos ellos para los informadores gráficos.

Al finalizar ese posado, los ministros han prorrumpido en un aplauso espontáneo y se ha podido ver cómo empezaban a conversar entre ellos y también con Sánchez y con el rey.

Uno de los primeros que ha charlado con el jefe del Estado ha sido el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.