El órgano de los jueces salió este miércoles en defensa de los tribunales españoles y pidió «moderación, prudencia, mesura y responsabilidad institucional» al Gobierno después de que el vicepresidente Pablo Iglesias afirmara durante una entrevista en Antena 3 que la Justicia española ha sido «humillada» por los tribunales europeos en la causa del procés.

La nota emitida por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) supone una bronca al vicepresidente por saltarse la «lealtad institucional» que se espera de los miembros del Ejecutivo, «que ya no son portavoces parlamentarios», trasladan fuentes jurídicas a El Independiente.

Sin embargo, no es la primera vez que los jueces reprochan en una nota pública las palabras de miembros del Gobierno sobre sus decisiones. Los vocales del Consejo que han emitido el comunicado contra las declaraciones de Iglesias hicieron lo mismo con Rafael Catalá y Jorge Fernández Díaz, ministros de Justicia e Interior del Gobierno de Rajoy. Recuerdan que las actuaciones de la justicia son en pro de los derechos de los españoles y las defienden frente a los representantes públicos que las atacan «sean del color político que sean», comentan las citadas fuentes.

«Este juez tiene un problema singular»

En abril de 2018 el CGPJ hizo pública una nota en la que corrigió al ministro de Justicia Rafael Catalá por unas declaraciones que hizo sobre el juez Ricardo González, que firmó un voto particular contra la sentencia de la Manada de los Sanfermines de Pamplona y se mostró a favor de la absolución de los agresores.

Catalá afirmó sobre González «todos saben que este juez tiene algún problema singular» y dijo también que «cuenta con varios expedientes abiertos». El CGPJ le corrigió afirmando que en los últimos cuatro años «no se ha abierto ningún expediente disciplinario contra él» y pidió a Catalá que limitara sus comentarios sobre miembros del Poder Judicial.

«Exceso no justificado»

El ex ministro de Interior popular Jorge Fernández Díaz también tuvo su corrección de los jueces. En su caso, a cuenta de sus críticas por la excarcelación del etarra Santi Potros por parte de la Audiencia Nacional.

El órgano de los jueces, también en un comunicado oficial, consideró sus declaraciones un «exceso no justificado» y pidió que se abstuviera de hacer comentarios sobre las decisiones de los magistrados de la Sección Primera de la Sala Penal de la Audiencia que aprobaron la excarcelación.