El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha registrado este lunes en el Congreso una reforma de la vigente Ley de Partidos Políticos para ilegalizar a todas las formaciones separatistas y a las que promovieron el proceso independentista catalán de 2017, lo que incluye a Esquerra (ERC), Junts per Catalunya (JxCat), la CUP y EH Bildu, entre otros.

Según ha explicado en rueda de prensa en el Congreso, lo que pretenden es ilegalizar «a todos los partidos que pretendan la destrucción de las unidad nacional», y si el PNV o el BNG también pretenden ese objetivo, se verán afectados igualmente por su reforma.

La proposición de ley de Vox se basa en exigir a los partidos políticos que recojan expresamente en sus estatutos el acatamiento de la Constitución de 1978, y en caso contrario se pyeden ver abocados a la ilegalización.