España | Navarra | Política

Bildu retira una escultura en memoria de tres etarras de Etxarri Aranatz muertos

La Audiencia Nacional se lo había requerido al constatar un posible delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas del terrorismo.

logo
Bildu retira una escultura en memoria de tres etarras de Etxarri Aranatz muertos

Monumento a tres etarras en Etxarri Aranatz.

Resumen:

La Audiencia Nacional ha ordenado la retirada de un monumento en homenaje a tres presos de ETA fallecidos que había sido instalada en la localidad navarra de Etxarri Aranatz. Tras varios requerimientos, después de que la Delegación del Gobierno hubiera denunciado su colocación en una ladera de un monte cercano del municipio, el consistorio, gobernado con mayoría absoluta por EH Bildu, ha procedido a su retirada.

El monumento de piedra, en el que destaca el anagrama en favor de la amnistía, homenajeaba a tres presos de ETA fallecidos, ‘Axio’, ‘Pello’ y ‘Josu’. El primero de ellos. ‘Axio’, fue Inaxio Erdozia Larrazu, quien murió tras un tiroteo con la policía en octubre de 1979. El segundo de los etarras a los que se rendía tributo en la citada escultura de piedra era Pello Mariñelarena Imaz, quien lideró el comando ‘Txarito’ de la banda terrorista, que a finales de los años 80 operó entre Guipúzcoa y Navarra. Tras ser detenido en 1990 falleció enfermo en prisión en 1993. Finalmente, Josu Zabala es el tercero de los terroristas a los que se rendía tributo. Fue encontrado muerto con un tiro en el pecho en marzo de 1998 en la localidad de Deba, en Guipúzcoa. Tras ser enterrado con el anagrama de ETA en el municipio, fue nombrado ‘hijo predilecto’ de Etxarri Aranatz a propuesta de Herri Batasuna.

El Ayuntamiento ha buzoneado una carta a los vecinos del municipio explicando las razones que le han llevado a la retirada del citado monumento en recuerdo a los tres «hijos del pueblo». En la nota asegura que el Consistorio había sido advertido de la posible comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro de humillación a las víctimas del terrorismo, por lo que se ordenaba su retirada. La última diligencia previa a su retirda se recibió el pasado 20 de enero y ayer la obra fue retirada.

En la misiva de los responsables municipales se asegura que «el conflicto político ha provocado mucho sufrimiento entre nosotros». Recuerda el ‘mapa del sufrimiento’ que se elaboró en la localidad y en la que se detallaban todas las víctimas «del conflicto», mezclándose las de ETA, con las que padecieron abusos policiales o las víctimas de otros colectivos y «violencias».

Bildu asegura que tras analizar la situación tras los requerimientos de la Audiencia Nacional ha considerado que se debe respetar «el dolor de todas las víctimas» y que ello requiere de dar pasos «para que nadie más sufra por razones políticas». A ello suma el posible impacto de carácter penal que hubiera tenido el mantenimiento de la obra, para anunciar finalmente que tras pensarlo la obra ha sido retirada.

En Etxarri Aranatz son varios los episodios de apoyo al colectivo de presos protagonizados por el Ayuntamiento. La localidad navarra, controlada por la izquierda abertzale ha celebrado actos como las visitas financiadas con fondos municipales de responsables del Consistorio a presos de ETA del pueblo ahora en prisión, la designación de los hijos de los etarras para el lanzamientos del ‘txupinazo’ de las fiestas, el día del ‘tiro al facha’ o la celebración de exposiciones municipales para denunciar su situación.

Comentar ()