La constitución de las comisiones del Congreso ha vuelto a ser, este martes, motivo de enfrentamiento entre los grupos de la Cámara. En este caso, ha sido Ciudadanos, a través de su portavoz adjunto Edmundo Bal, el que ha acusado a Vox de no «querer consensos» al oponerse a la creación de nuevas comisiones e impedir con su actitud que salgan adelante medidas como la equiparación salarial de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

A juicio de Bal, las nuevas comisiones del Congreso -como la del pacto de Toledo o violencia de género-, son la «esencia» de la función que tienen los diputados. Cabe recordar que VOX se quedó fuera la semana pasada de las 21 comisiones legislativas, al no obtener ninguna presidencia, y que se ha posicionado en contra de la creación de nuevas mesas.

Por ello, Bal ha defendido su ‘Sí’ a la constitución de estas comisiones y ha acusado a los de Santiago Abascal de dar «alegrías» a los socialistas. «No le den alegrías. Como cuando se abstuvieron en la tramitación como proyecto del Real-Decreto sobre retribuciones de los funcionarios, que hubiera posibilitado que se equipararan las retribuciones de las fuerzas de seguridad del Estado», ha afeado el naranja. De salir adelante este trámite, ha dicho Bal, hubiera significado la «primera derrota» del PSOE en el primer pleno de la XIV legislatura.

La exministra de Trabajo Magdalena Valerio presidirá la comisión del Pacto de Toledo, a la que Vox se ha opuesto

«Señores de Vox sean ustedes responsables, entiendan la oposición; por su culpa Gerardo Pisarello [En Comú Podem] se encuentra en la mesa del Congreso, un señor que retira banderas de España de los ayuntamientos, en lugar de mi compañero José María Espejo, que cuando accede a Cataluña necesita un guarda espalda porque se ha peleado por los derechos de los catalanes que se sienten españoles», ha añadido.

No solo Ciudadanos, tanto el PSOE, como Unidos Podemos y el PP han coincidido en criticar la oposición de Vox a crear la comisión de Pacto de Toledo y otras tantas no legislativas y mixtas «que ayudan a solucionar los problemas de muchos ciudadanos» y les han acusado de «amordazar y coartar la libertad de la Cámara».

El secretario general del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, ha incidido en que «la ultraderecha está frustrada porque se trabajará para ampliar derechos y mejorar la calidad democrática de este país».La diputada de Unidas Podemos Martina Velarde ha recriminado a Vox «no querer trabajar» en el Congreso y no defender los ingresos de los pensionistas.

El portavoz de Vox, Iván Espinosa, ha respondido que la solicitud de creación de comisiones está en la naturaleza del PSOE para crear órganos y entidades «sobre todo si son remunerados» y ha criticado que Podemos se haya convertido en el «bipartidismo y la casta» y entren a «repartirse el botín». «Dejen de crear comisiones para cobrar complementos por hacer su trabajo… no añadamos mas capas de grasa al sistema», ha dicho Espinosa tras argumentar que «disparan» el gasto público y son subsumibles en las 38 portavocías de comisiones que ya existen.