España | País Vasco | Política

Sánchez replica a "los del 155 semanal": "El futuro de Euskadi no se decidirá en un despacho de Madrid"

El presidente del Gobierno ha reivindicado el perfil constitucionalista del PSOE, "en especial del título octavo" y asegura que sobre el "empecinamiento" de la extrema derecha "vencerá la concordia y el diálogo" ante los que imponen confrontación y crispación.

Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el País Vasco.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado el perfil constitucionalista del PSOE, en especial «de su título octavo», el relativo a la organización territorial del Estado. En un mitin prelectoral celebrado en Vitoria, el líder socialista se ha dirigido a «las gentes de Euskadi» para asegurarles que «tienen en Madrid un Gobierno que entiende, acepta y asume como propio y como su principal activo la diversidad de su territorio». En una cita electoral de cara a los comicios del 5-A, tras la cual se elegirá la Cámara que la próxima legislatura debatirá un nuevo estatus en la relación entre Euskadi y el Estado, Sánchez ha asegurado que se compromete a que «las decisiones que afectan a Euskadi se tomarán en Euskadi y no en ningún despacho de Madrid». El presidente ha asegurado desde el estrado que junto a ello también se ha comprometido al cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika.

Ante cientos de simpatizantes y en presencia de la candidata a lehendakari por el PSE, Idoia Mendia, Sánchez ha arremetido contra el PP, Ciudadanos y Vox por cuestionar el respeto del PSOE a la Constitución, «nosotros no queremos privatizar algo que es patrimonio de todos». El presidente del Gobierno, que ha avanzado que participará de modo intenso en la campaña electoral vasca, ha señalado que ellos la han defendido siempre y la han respetado pero que lo han hecho en su totalidad, «no sólo el 155 semanal que nos propone la derecha».

Sin citar el encuentro de la mesa de gobiernos mantenida esta semana con el president Torra y representantes de su Ejecutivo, Sánchez ha señalado que defenderá lo que reclama «la mayoría social» en España: «Yo les digo que el diálogo se abrirá paso sobre las zancadilla y los obstáculos, sobre el empecinamiento, que la concordia vencerá a la confrontación y la crispación que hemos vivido durante estos últimos diez años».

Ha acusado al PP de haber abierto «muchas brechas» en España durante los Gobiernos de los últimos siete años en los que ha antepuesto la ideología» a los intereses generales. En materia territorial y ante la crisis en Cataluña, Sánchez ha señalado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy respondió las afrentas «con más afrentas» y aplicó el ‘ojo por ojo’, «y todos ciegos». El líder socialista considera que una década más tarde aún hoy hay quien quiere retornar a «la bronca y la pelea» olvidando el «reguero de crispación que ha dejado en nuestro país». Ha defendido que su Gobierno aplicará la receta del respeto «a la pluralidad» aplicando medidas inclusivas y de respeto al mayor activo social del país, su diversidad»: «Lo haremos frente a esos extremos que quieren una sociedad homogénea, que no acepta la diversidad y la pluralidad».

«Necesitamos a España»

Ha confiado en que en los próximos procesos electorales, el vasco y el gallego, la apuesta socialista sea respaldada por la ciudadanía de modo mayoritario. Ha subrayado que el Partido Socialista de Euskadi concurre reivindicando su apuesta de respeto por la Constitución, el Estatuto y con un perfil claro, «no somos nacionalistas, somos de izquierdas y un partido de gobierno, eso es lo que hoy representa el PSE». Lo ha hecho frente al perfil con el que «las derechas», en referencia a la coalición ‘PP+Cs’ se presenta, se presentan al 5-A, «con candidatos de otro siglo», en referencia a Carlos Iturgaiz, candidato a lehendakari de la coalición entre populares y naranjas.

Previamente ha intervenido la candidata del PSE a lehendakari, Idoia Mendia, quien ha defendido la necesidad de apostar por una «agenda vasca» pero que tenga en cuenta a España como su principal aliado y al Gobierno de Pedro Sánchez como la mayor garantía: «Necesitamos a España y España necesita a Euskadi, nadie puede taparse los ojos ante esa realidad, quien lo haga estará jugando con la estabilidad vasca». Mendia ha apelado a la necesidad de trabajar por una convivencia «entre españoles» acorde a la Constitución. En este sentido, ha reivindicado el cumplimiento del Estatuto vasco como «la mejor pedagogía constitucionalista» y garantía del autogobierno vasco: «Es cumplir la ley y hacerlo desarrollando lo que dice el Estatuto, garantizando la caja única de la Seguridad Social, tal y como establece la Constitución».

Durante su discurso apenas ha habido críticas al nacionalismo, con los que el PSE gobierna las principales instituciones vascas. Sí ha asegurado que algunos, durante la campaña que ahora se inicia, volverán a «enredarse con las banderas» pero que el socialismo vasco será la garantía para que esos discursos no penetren en el futuro Gobierno vasco. Mendia insiste en que el PSE volverá a apostar por llevar adelante políticas progresistas que «hagan avanzar a Euskadi». Se ha comprometido a defender los derechos de «una Euskadi plural» y no sólo los de unos pocos, «vamos a hacer una Euskadi de iguales».

Comentar ()