Política

Ciudadanos cancela su Asamblea General por la crisis del coronavirus

Los de Arrimadas han cancelado los actos previstos en el día de hoy en toda España y ha convocado un "gabinete de crisis" para atajar la emergencia sanitaria en las comunidades autónomas donde gobiernan

EFE

La crisis del coronavirus sigue dejando un goteo incesante de infectados y de víctimas mortales, que en España ya ha alcanzado la cifra de 26 mientras los contagios se cuentan ya por encima de los 1.000. En este contexto de emergencia, Ciudadanos ha decidido aplazar la Asamblea General que el partido tenía organizada para el próximo fin de semana, 14 y 15 de marzo, en la que debía quedar ratificado tanto el resultado de las primarias del partido –en que Inés Arrimadas se hizo con la victoria– como los nuevos Estatutos y modelo político de la formación.

Por tratarse de una situación inédita, fuentes de Ciudadanos confirman que, «tal y como permite la normativa», el nuevo Comité Ejecutivo tomará posesión este sábado 14 de marzo, y lo hará ante el presidente de la Asamblea General, Manuel García Bofill. De este modo, la nueva Ejecutiva celebrará su primera reunión interna el próximo 16 de marzo.

La portavoz de la gestora, Melisa Rodríguez, dejaba en el aire la convocatoria justificando que «sólo en la Comunidad de Madrid hay el doble de contagios que ayer». Al Congreso extraordinario de Ciudadanos están llamadas más de 700 personas, procedentes de todos los puntos de la geografía nacional. La Asamblea General llevaba meses marcada a fuego en el calendario de los naranjas, justo después de que Albert Rivera dimitiese de sus funciones al frente del partido.

Pero las medidas de prevención de los naranjas no se han quedado ahí. El partido ha suspendido todos los actos «multitudinarios» previstos por toda España, y pretende marcar agenda convocando un «gabinete de crisis» al que están llamados vicepresidentes y consejeros de Sanidad y Economía de las comunidades autónomas donde gobiernan con el PP, esto es, Murcia, Madrid, Andalucía y Castilla y León, con el objetivo de coordinar institucionalmente la gestión de la crisis sanitaria.

Ciudadanos ha querido mostrarse «comprometido» con la emergencia nacional, y ha asegurado que desarrollará sus propios protocolos para frenar posibles contagios, como la instalación de dispensadores de gel desinfectante en la sede naranja o el intento de evitar el contacto directo entre los propios miembros de la formación, aunque también entre los periodistas que cubren habitualmente la información del partido naranja.

Del mismo modo, la recién elegida presidenta de Ciudadanos tras la era de Albert Rivera, Inés Arrimadas, ha pedido a través de Twitter la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para organizar una respuesta coordinada de todos los partidos políticos para atajar la crisis, al tiempo que ha tendido una mano al Ejecutivo para «apoyar las medidas urgentes» que se deben tomar «sin demora».

Comentar ()