Política Reunión del BCE

La política monetaria del BCE no será suficiente para frenar el coronavirus

Los bonos corporativos y la financiación para bancos son las opciones que plantean los analistas

Pedro Sánchez con la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, y el presidente francés, Enmmanuel Macron, en Bruselas. EFE

Ante la reunión del Banco Central Europeo (BCE) de este jueves pesan varias sombras sobre la rueda de prensa que ofrecerá la presidenta Christine Lagarde. La primera es la de la crisis financiera de 2008 y el “créanme que será suficiente” pronunciado por su antecesor Mario Draghi. La otra es el recorte de tipos que ya han llevado a cabo la Reserva Federal Estadounidense y el Banco de Inglaterra.

Se espera que Lagarde ponga todas las herramientas disponibles del BCE a disposición de la economía europea para hacer frente al impacto del coronavirus, pero esta vez, la política monetaria tiene poco que aportar. Así lo creen los analistas de Bank of America, por ejemplo, que consideran que unos tipos de interés más negativos pueden ser “contraproducentes”.

De hecho, consideran que el mercado no ha premiado la decisión de la Fed y ya ha descontado un posible recorte por parte del BCE por lo que es “difícil sorprender” y las opciones de Lagarde “son limitadas”.

Los analistas del banco norteamericano parten de la base que el coronavirus tiene un impacto sobre la oferta y la demanda y ante este escenario “ni la política fiscal ni la monetaria evitarán disrupciones de la actividad durante la primera mitad del año”. Sin embargo, consideran que se vuelven imprescindibles para asegurar que las empresas tienen suficiente liquidez para mantener empleos, algo que el FMI ya ha pedido al Gobierno español.

Es decir, más liquidez en el mercado no aliviará problemas en la producción o el suministro de algunos productos, pero puede aliviar la situación de las empresas afectadas.

Financiación y bonos

En esta línea, desde Pimco creen que Lagarde y su equipo pueden apostar por flexibilizar los criterios para las subastas TLTRO -operaciones de financiación a largo plazo para bancos y empresas- así como el lanzamiento de préstamos directos para financiar las necesidades del sector empresarial

Coincide con las previsiones de AXA. Gilles Moëc, el economista jefe de Axa Management cree que “el BCE introducirá cambios en las subastas de liquidez condicionada (TLTROs) para incentivar a los bancos a mantener sus líneas de crédito para las pequeñas empresas. Tendría sentido diseñar un paquete específico de nuevos préstamos dirigidos a pymes en condiciones más generosas”.

Moëc también aboga por la compra de bonos corporativos como una de las medidas que podría anunciar este jueves el BCE. Para el economista de AXA por «la elevada probabilidad de que algunas empresas sufran amenazas existenciales en los próximos meses» considera «apropiado reactivar el programa de compra de bonos corporativos, magnificando el cambio de orientación hacia activos privados», como ya se empezó a ver a comienzos de año.

Las decisiones del BCE llegarán después de que la Unión Europea haya anunciado un fondo de 25.000 millones de euros destinado principalmente al apoyo de los sistemas sanitarios de los Estados miembro así como ayudar a las pymes y al mercado laboral.

Comentar ()