Centros de ocio, áreas comerciales, discotecas, gimnasios o pistas de esquí, quedarán cerradas a partir de hoy en toda Cataluña. Lo ha anunciado el conseller de Interior, Miquel Buch, en la comparecencia posterior a la reunión de seguimiento de la crisis del coronavirus celebrada por el Govern este viernes. Solo los comercios destinados a la alimentación y las farmacias quedan excluidos de este cierre, considerados productos de primera necesidad.

Cataluña ha registrado 316 casos positivos de coronavirus y preocupa especialmente el brote de Igualada, que ha obligado a confinar esta ciudad y tres municipios más de su entorno. Por ello Buch ha insistido en su comparecencia en la necesidad de que se limiten y eviten los desplazamientos y ha advertido de que la Generalitat no descarta que en las próximas horas se puedan adoptar medidas «más drásticas».

Buch ha hecho este anuncio antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la declaración del Estado de Alarma, una medida que el Gobierno adoptará mañana.

Respecto al confinamiento en la Conca de Òdena, Bucha ha asegurado que se ha llevado a acabo «con absoluta normalidad» y que solo ha habido «incidencias pequeñas. El conseller ha asegurado que se garantizará el suministro de alimentos, productos de higiene y medicamentos en esta comarca.

Cierre de Nissan

Los efectos de la crisis del coronavirus han llegado también a la industria del automóvil. La planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona ha tenido que parar su producción por falta de suministros de un proveedor clave, fabricante de ruedas, situado en la zona de Igualada, que se encuentra bajo confinamiento debido al coronavirus, informa EFE.

Ante esta situación, la consellera de Empresa, Angels Chacón, ha anunciado que el Govern trabaja para establecer una «zona blanca» en el área de Igualada para permitir que en determinados casos puedan entrar y salir mercancías necesarias en algunas fábricas.

Esta medida se aplicaría a «sectores muy especiales», como por ejemplo «la fabricación de componentes que afecta a la cadena de valor de otras empresas», como las de automoción, según ha explicado la consellera Chacón, en una rueda de prensa en Igualada, donde está confinada voluntariamente por motivos familiares.

Corredor especial para componentes

Àngels Chacón ha apuntado que su departamento trabaja junto con los de Salud e Interior para evitar situaciones de desabastecimiento como la que vive Nissan, que ha tenido que parar la producción por la falta de suministros de un proveedor clave, un fabricante de neumáticos situado en la zona de Igualada.

La intención es que en este perímetro puedan entrar y salir de manera controlada camiones pero que los conductores no tengan ni que bajar del vehículo, pues la mercancía se movería sin su participación. El fabricante de ruedas que tiene problemas para hacer llegar sus productos es Trire y está ubicado en Ódena, una de las poblaciones que está en el perímetro de confinamiento de la comarca del Anoia.

Este proveedor suministra también ruedas a la automovilística Seat, con planta en Martorell (Barcelona), aunque la marca del grupo Volkswagen no se ha visto afectada de momento por los problemas de este fabricante y trabaja con normalidad. Tanto Nissan como Seat han admitido en las últimos horas y días que sopesan aplicar expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) si la falta de suministros como consecuencia de la crisis del coronavirus impacta en sus cadenas de producción.