Europa | Internacional | Política | Salud

Serbia acusa a la UE: "La solidaridad europea no existe. China es la única solidaria"

La Comisión Europea rechaza una demanda de material sanitario de Belgrado, tras limitar las exportaciones por el coronavirus

Serbia Unión Europea coronavirus

El presidente de Serbia, Aleksander Vucic, se dirige a la nación con motivo de la crisis del coronavirus. EFE

Serbia, que es país aspirante al ingreso en la UE, clama contra las restricciones a la exportación médica impuestas por los Veintisiete por la pandemia del coronavirus. El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ha clamado contra la Unión Europea, en un discurso insólito por su contundencia. «La solidaridad internacional no existe. La solidaridad europea no existe… es puro cuento. Los únicos que nos ayudan son nuestros amigos de la República China», afirma Vucic, quien ha solicitado ayuda médica a la UE sin éxito.

«Envié una carta y tenía grandes expectativas y no se cumplieron. Como sabéis nos han vetado como receptores de material médico. He pedido ayuda a mi amigo, hermano, Xi Jinping. Para la UE no somos lo suficientemente buenos», ha dicho Vucic, visiblemente enfadado por la resolución de la UE de limitar las exportaciones de material médico.

«Esa resolución la hacen quienes vienen a darnos lecciones y nos dicen que no hemos de comprar bienes de China porque los suyos son de mejor calidad y es competencia desleal. Cuando todo va bien, les interesa el dinero de Serbia y quieren vendernos su productos. Cuando hay dolor y sufrimiento, el dinero de Serbia no sirve», ha declarado Vucic. China sí facilitará el material requerido a Serbia.

«Hemos pedido todo a China, hasta que nos envíen médicos», ha reconocido Vucic. El presidente de Serbia, país balcánico de mayor tamaño que aspira a ingresar en la UE, ha concluido con elogios a China y su presidente. «Créanme encontraré la manera de agradecérselo a China».

Vucic, que en su juventud fue un ferviente ultranacionalista, se había comprometido a llevar a Serbia a la Unión Europea. Su reconversión en europeísta convencido explica la decepción con la que expone que la UE ha dado la espalda a Serbia cuando más necesitaba ayuda.

En una conferencia de prensa televisada, el presidente de Serbia ha declarado este domingo el estado de emergencia tras confirmarse los primeros 48 casos, según informa Europa Press. Previamente se había decretado un límite en el precio de los alimentos, así como desinfectantes y equipos de protección. A fecha de lunes 16 ya se han registrado 57.

En virtud de la declaración de estado de emergencia el Ejército vigila los hospitales con pacientes afectados de Covid-19, el aislamiento de los mayores de 65 años y el cierre de centros educativos. Las infracciones por no respetar la cuarentena pueden alcanzar los tres años de cárcel.

Vucic, en su alocución de este lunes, explica que ha solicitado a la presidenta de la Comisión Europea importar material médico y se lo ha negado. Ursula von der Leyen anunció el domingo un mecanismo por el que los Estados miembros de la UE deben dar su visto bueno para que el material médico de protección, como mascarillas, pueda exportarse a países no comunitarios. Es material que escasea debido a la crisis del coronavirus.

«Debemos mantener en Europa el material de protección que necesitamos», señalaba en un video publicado en Twitter por Von der Leyen. «Necesitamos estos equipamientos para nuestros sistemas de salud». Instó a que se compartan entre los países de la UE. Países como Francia o Alemania han puesto reparos a la exportación de este material a Italia, el país con más casos de la UE.

La Unión Europea afronta un desafío mayúsculo con la crisis del coronavirus. Su cohesión interna está en entredicho, su estabilidad económica en grave riesgo, su papel geopolítico, cuestionado. China, a medida que va acercándose al final del túnel, emerge con fuerza como una potencia dispuesta a rescatar a quienes ahora sufren los latigazos de la pandemia.

Comentar ()