Es la prohibición más estricta jamás aprobada en la Historia de la Unión Europea. Los Veintisiete han decidido impedir que entren en la zona Schengen ciudadanos de terceros países con el objetivo de unificar criterios, después de que varios países hayan empezado a imponer controles fronterizos.

En principio esta limitación durará 30 días, pero no se descarta ampliarla. Incluye también a Islandia, Lichtenstein, Noruega y Suiza, que forma parte de la zona Schengen.

Hay excepciones: científicos y médicos podrán entrar en la Unión Europea. Asimismo podrán hacerlo los residentes con antigüedad, la familia de nacionales europeos, los diplomáticos y los trabajadores transfronterizos.  

La presidenta de la Comisión ha dicho que Irlanda no cerrará sus fronteras a los viajeros no comunitarios debido al Reino Unido. «Ninguno de los Estados miembros se ha opuesto a esta propuesta, pero sabemos que el Reino Unido no va a imponer restricciones en la frontera. Han aconsejado a sus ciudadanos que no viajen, esto es lo último que han dicho. Así están las cosas en el Reino Unido».

Haremos lo que sea necesario para hacer frente a este desafío», ha dicho Charles Michel, presidente del Consejo Europeo

«Haremos lo que sea necesario para hacer frente a este desafío», ha dicho Charles Michel, después de celebrar una videoconferencia que ha durado tres horas con los 27 jefes de Estado y de gobierno de la UE. A su lado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Esta frase («whatever it takes«, haremos lo que sea necesario») es a la que recurrió Mario Draghi, entonces presidente del BCE, para sostener el euro en 2012.

El objetivo de estas limitaciones, nunca antes impuestas, es lograr que «no se extienda el virus más aún, con entradas y salidas de la UE, pero también queremos evitar los viajes que no sean esenciales, para no añadir más presión a nuestro sistema sanitario», ha dicho Michel.

«Trabajamos de forma conjunta para reducir la propagación del coronavirus. Nuestra prioridad es movilizarnos por la salud de nuestros ciudadanos, y por las consecuencias económicas y sociales de esta crisis», ha declarado el presidente del Consejo Europeo.

Los jefes de Estado y de gobierno establecen limitaciones a la exportación de material médico fuera de la UE. En Berlín, la canciller ha defendido estas restricciones.

Límites a la exportación de material sanitario

Alemania prohíbe exportar mascarillas, por ejemplo, mientras China está llevando material médico a Italia o España. «En una crisis tan impredecible hemos de cuidar de contar con asistir a la Unión Europea», ha dicho Merkel, que ha recordado que la UE también envió equipamiento a China.

Pero hay países como Serbia, a las puertas de la UE, que se han quejado por no poder acceder a material médico europeo. «La solidaridad europea es un cuento«, clamaba en un discurso el presidente serbio, Aleksandar Vucic, a la par que agradecía que China sí hubiese respondido a sus demandas. «China es la única solidaria».

El coronavirus se gestó en Wuhan, China, en diciembre. Allí se alcanzó el peor momento el 12 de febrero con más de 5.000 casos. Pero el epicentro de la crisis ahora está en Europa. Italia es el país que registra más contagiados, más de 31.500 a fecha de este martes 17, según worldometers. España es el segundo país europeo con más casos: más de 11.700.

Responde el Consejo Europeo, convocado por su presidente, Charles Michel, a la propuesta dada a conocer el lunes por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Von der Leyen lo anunció justo después de que Alemania cerrara parcialmente sus fronteras con Austria, Suiza, Francia, Luxemburgo y Dinamarca.

A su vez, el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, ha anunciado que ha empezado una operación para repatriar a todos sus nacionales en el exterior que deseen volver a su país.

Libre circulación de bienes

La canciller alemana, Angela Merkel, ha subrayado cómo es muy relevante que se facilite la libre circulación de bienes. «Hemos de asumir que nuestra economía se va a resentir gravemente, y por ello la libre circulación de bienes ha de quedar garantizada con el fin de preservar el mercado único. Haremos que el tiempo de espera en frontera sea el mínimo», ha dicho Merkel. Habrá vías especiales para camiones.

«Cuanto menos viajemos, mejor», dijo Von der Leyen el lunes, al referirse a sus demandas al Consejo Europeo. A su vez, abogó por establecer vías rápidas para garantizar los suministros esenciales (alimentos, equipamiento médico, por ejemplo) y asegurar la viabilidad económica.

La semana próxima los jefes de Estado y de gobierno de la UE van a celebrar su cumbre de primavera, 26 y 27 de marzo, por videoconferencia. La crisis motivada por la expansión del coronavirus será el asunto principal.

El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha instado a los líderes mundiales a seguir las estrategias aplicadas en China y Corea del Sur, ya que estos países han demostrado que puede controlarse la pandemia. Según la OMS, hay más de 185.000 personas infectadas en todo el mundo.