Política

El ferry de Portsmouth vuelve a desembarcar hoy en Bilbao: "Cumplimos la normativa"

La naviera asegura que no les afecta la limitación de la ley de fronteras, que informó al pasaje y que la mayoría de los 148 viajeros que llegaron este martes al puerto vizcaíno tiene residencia en España: "No son turistas en busca de vacaciones"

El ferry que comunica el puerto de Portsmouth, en el Reino Unido, y el de Bilbao ha realizado este jueves un nuevo atraque en la terminal vizcaína. El pasado lunes, el Cap Finisterre llegó a la terminal de Zierbena, en Vizcaya, donde desembarcó a más de un centenar de pasajeros, lo que provocó un profundo malestar en la Ertzaintza por la falta de coordinación para proceder a su control y garantía de confinamiento. Cuando los agentes llegaron al puerto para poder asegurar que se cumplían las normas de confinamiento implantadas, todos ellos habían abandonado el buque.

La naviera titular de la ruta aseguró ayer que en todo momento respetó la ley y que se tomaron las medidas de precaución ante las limitaciones de circulación que están en vigor en nuestro país. Tras el revuelo suscitado, en especial después de que el PNV preguntara en el Senado al Gobierno por el desembarco de “un millar” de turistas, la compañía afirmó que era falso que viajaran 700 turistas –El Independiente habló de ‘cientos’- y que el pasaje lo integraron 148 personas, de un total de 850 viajeros para los que tiene capacidad el ferry. Añadió que todos ellos estaban perfectamente informados de las condiciones de circulación a la que obliga el estado de alarma y que tras lo cual un gran número de viajeros anularon el viaje antes de embarcar. Brittany Ferries señala que fueron «cientos» los que decidieron no viajar a Bilbao.

Aclara además que un número importante de los que desembarcaron eran familias españolas con residencia en nuestro país. «No eran turistas buscando unas vacaciones», asegura. La compañía tilda de “sensacionalista” la información de este diario en la que se daba cuenta de la llegada de su ferry el pasado lunes a Bilbao y del malestar que generó por la falta de coordinación para controlar los movimientos del pasaje en un país en estado de alarma, tal y como aseguraron a este medio fuentes que participaron en el grupo de agentes que acudió para controlar el desembarco el pasado lunes.

Para este hoy está prevista la llegada de otro ferry de la ruta Porstmouth-Bilbao. Fuentes de la Ertzaintza consultadas por este diario aseguran que el desembarco podría hacerse siempre que lo autorizara la Policía Nacional y que a todos ellos habrá que aplicarles las mismas limitaciones de circulación en vigor para el conjunto de la población. Desde el departamento de Seguridad confían en que estén perfectamente informados y que las garantías se cumplan.

La Autoridad Portuaria de Bilbao aclaró que el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado día 12 por el que se restablecían los controles en las fronteras interiores terrestres y parcialmente en la marítimas no afectaban a esta ruta. Apuntó que sólo están prohibidos los buques de pasaje procedentes de Italia y los cruceros con cualquier lugar de origen. Subraya que la línea Portshmouth-Bilbao forma parte de una línea regular autorizada con tres viajes semanales entre ambas ciudades. Señala que la orden ministerial no le afecta y que en todo momento se cumplió la normativa vigente.

Comentar ()