Política Crisis del coronavirus

Iglesias sobre las discrepancias en la coalición: "Un gobierno que no debate no es un gobierno"

El vicepresidente segundo se escuda en la libertad de expresión para justificar la cacerolada contra el Rey y distingue entre su condición de líder de Podemos y miembro del Gobierno

logo
Iglesias sobre las discrepancias en la coalición: "Un gobierno que no debate no es un gobierno"

Pablo Iglesias. EP

Resumen:

Pablo Iglesias ha defendido que la crisis del coronavirus «no sólo es una emergencia sanitaria sino económico-social. Debemos hacer todo o que esté en nuestra mano para crear un escudo social» de cara a los colectivos más vulnerables. En este sentido, ha abogado explícitamente por «poner en marcha, a la máxima brevedad, más medidas para proteger a más colectivos».

Fue lo que esbozó su portavoz parlamentario, Pablo Echenique, en el debate del miércoles en el Congreso cuando defendió extender la moratoria de las hipotecas a los alquileres y establecer un subsidio básico, entre otras. De hecho, el paquete de medidas «no es un punto final». No cree Iglesias que estas discrepancias pongan en riesgo al Ejecutivo de coalición. Es más, defiende que «el Gobierno debate como es normal y más en una situación como esta. Merecemos un gobierno que trabaja conjuntamente pero que seguirá debatiendo. Un gobierno que no debate no es un gobierno. Es nuestra obligación». Pero, a partir de ahí, «todos nos hacemos corresponsables» de las decisiones que se tomen.

Ha apelado a que el Gobierno protegerá el derecho constitucional a la vivienda, por lo que que se «responderá a la necesidad de toda persona vulnerable. Se es consciente de la situación de mucha gente que puede no pagar el alquiler. Tendremos que seguir dado pasos adelante. No hemos terminado y tendremos que hacer más cosas», ha insistido a pesar de que la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se ha mostrado refractaria a esta idea.

Además, Iglesias se ha desecho en elogios hacia la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el titular de Sanidad, Salvador Illa, con quien comparecía. De la primera ha dicho que «no imaginaba que una de sus primeras preocupaciones fueran la personas sin hogar. Me emocione y se lo agradezco». También ha traslado sus «gracias emocionadas» a Illa que «literalmente se está dejando la piel», al tiempo que ha calificado de «buena» la coordinación interministerial.

Iglesias se sorprende de que Robles piense en la gente sin hogar

El vicepresidente segundo del Gobierno ha elegido para comparecer por vez primera desde el estallido de la epidemia del Covid-19 el día posterior a que su partido promoviera una cacerolada de protesta contra la Casa Real, coincidiendo con el mensaje a la Nación de Felipe VI y él justificara dicha protesta.

Ante el interrogante de si es compatible estar en el Gobierno y animar a una protesta contra el jefe del Estado, se ha escudado en la libertad de expresión y, por tanto, en el derecho ciudadanos de «expresar cívicamente» su opinión. Este Gobierno, ha añadio, «va a defender la libertad de expresión» y tras subrayar que «como dirigente de mi partido mi posición es conocida» ha dado pro cerrado el debate al puntualizar que «aquí comparezco como miembro del gobierno de España».

Además, el vicepresidente segundo, que hasta ahora estaba muy desdibujado, representará al Gobierno en una videoconferencia con los ministros de Trabajo de la Unión. Le acompañarán la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seturidad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Por su parte, Illa ha informado que se han intensificado los mecanismos de compra de material sanitario, lo que no impide que las comunidades puedan hacer los suyos propios. También se está intentando la producción industrial nacional de esos equipamientos «para que todo el material esté donde y cuando sea necesario».

Además, Moncloa ha comunicado que el próximo domingo, Pedro Sánchez volverá a reunirse a las diez de la mañana con los presidentes autonómicos, algunos de los cuales, como la madrileña Isabel Díaz Ayuso o el catalán Quim Torra han abierto un frente público contra Sanidad por la carencia de mascarillas, una vez que toda la producción de las fábricas locales la está centralizando el ministerio de Illa, así como el material proveniente de China. Esta cita pretende «informar y reforzar todas las líneas de coordinación y colaboración con las comunidades» en la lucha contra el Covid-19.

Comentar ()