Política

La Ertzaintza homenajea a la Guardia Civil en Vitoria por los dos agentes fallecidos

La Ertzaintza homenajea a la Guardia Civil.

El coronavirus está dejando escenas desconocidas en la vida española. Muchas dramáticas, muchas heroicas y no pocas, casi desconocidas de solidaridad. La última ha sucedido esta noche en Euskadi, ante el cuartel de la Guardia Civil de Vitoria, cuando varias dotaciones de la Ertzaintza han acudido a homenajear y mostrar sus respetos a los agentes del cuartel de Sansomendi en señal de duelo por los dos agentes de la Guardia Civil fallecidos por el Covid-19.

Cuatro coches patrulla de la Policía Autónoma Vasca han estacionado ante el cuartel y ocho agentes de la Ertzaintza han formado ante los agentes de la Guardia Civil que custodian el acceso al cuartel. Con las luces de los vehículos encendidas, uno a uno, han procedido a cuadrarse ante los agentes y estrecharles la mano en señal de respeto por los dos guardias muertos a causa de la pandemia. La escena, que se ha prolongado por espacio de más de dos minutos, ha sido aplaudida desde los balcones por muchos de los vecinos de la plaza vitoriana en la que se sitúa el complejo. La secuencia ha concluido con una formación de los agentes cuadrándose y despidiéndose de los guardias civiles con un «compañeros».

La colaboración entre todos los cuerpos policiales en la lucha contra el coronavirus está siendo completa y coordinada bajo un mando único del ministerio del Interior. La colaboración entre la Ertzaintza y la Guardia Civil volvió a evidenciarse al inicio de este puente cuando ambos cuerpos se coordinaron para evitar la salida de ciudadanos de Euskadi hacia comunidades autónomas limítrofes como Cantabria y La Rioja para pasar estos días en su segunda residencia, incumpliendo las limitaciones de movilidad en vigor.

La Guardia Civil ha padecido ya dos fallecimientos entre sus filas a causa de la pandemia. El primer agente que murió fue Pedro Alameda, de 37 años y sin patologías previas conocidas. Hoy un segundo miembro de la Guardia Civil ha muerto a consecuencia del virus. Se trata de Francisco Javier Collado Rivas, de 38 años, y al que tampoco se le conocían patologías previas.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, ha agradecido el gesto de solidaridad a la Ertzaintza a través de las redes sociales, «Detallazo, mila esker!!». Ha destacado el apoyo entre ambos cuerpos en este «combate contra el coronavirus»

Comentar ()