Política

El Ejército encuentra ancianos en residencias conviviendo con cadáveres

Miembros de la UME desinfectan una residencia de mayores. EP

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado este lunes que los miembros de las Fuerzas Armadas han encontrado en las residencias de mayores a ancianos muertos en sus camas y ha avisado de que serán «implacables y contundentes» contra este tipo de acciones. «Hay escenas durísimas en algunas residencias de ancianos muertos en sus camas y el personal desaparecido», aseguran fuentes de Defensa a la Cadena SER

«El Ejército ha podido ver ancianos, mayores, absolutamente abandonados cuando no muertos en sus camas», ha apuntado Robles en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press.

Desde hace dos días, y tras conocerse gran cantidad de casos de contagio y muerte por coronavirus en residencias españolas, el Ejército reforzó su presencia en estas. Si bien comenzara por actividades de desinfección, se ha decidido que sus miembros puedan actuar de la forma que sea conveniente en cualquier residencia de España.

En Madrid el Ejército se está encargando del traslado de cadáveres a crematorios y cementerios y está preparado para que esta medida se extienda al resto de comunidades.

Además, CC.OO ha pedido al Ministerio de Sanidad que actúe ante la situación que están viviendo las funerarias con la crisis del coronavirus, después de que este lunes el Ministerio de Defensa haya hecho público que se han encontrado cadáveres en las residencias de ancianos afectadas por el virus. «Igual que se colapsa el sistema sanitario, se colapsan las funerarias», señalan.

Según ha explicado a Europa Press el responsable de Política Institucional de CC.OO, Manuel Rodríguez, la presencia de cadáveres en los centros de ancianos ya había sido denunciado al sindicato desde hace «varios días». El problema, según ha señalado, es que la cantidad de muertes por la epidemia tiene las cámaras frigoríficas completas y las funerarias, en su mayoría «pequeñas», no tienen la capacidad para poderlos trasladar. «Es un problemón que, además, pone en peligro la salud del resto de residentes y de los trabajadores», ha lamentado.

Rodríguez ha señalado la necesidad de reforzar el servicio de funerarias, especialmente en Madrid, donde se contabiliza casi el 58% de las muertes por esta causa. Reconoce que no tienen constancia de que esta situación en otras zonas de España, pero no descarta que otras grandes ciudades afectadas, como Bacelona, lleguen a esta situación en poco días.

«Hace bastantes días que lo venimos diciendo, también lo hablamos con el Ayuntamiento de Madrid», ha explicado el representante de CC.OO, quien ha denunciado que no hay capacidad en las morgues, pero tampoco habrá en breve en cementerios y crematorios. «Sanidad tiene que hacer algo no sólo amontonar cadáveres en el Palacio de Hielo», ha explicado en referencia a la decisión de abrir este espacio para trasladar los cadáveres de fallecidos.

Desde UGT esta situación demuestra, además, la «imprudencia» que, a su juicio, supone tener tan «ajustado» este sector, en cuanto a recursos y que le lleva a colapsar ante una situación de crisis como la que está viviendo España con el coronavirus. Desde el sindicato, siguen reclamando más ayudas a los centros de mayores y a sus trabajadoras que, recuerdan, son las responsables de uno de los grupos más vulnerables de esta epidemia.

Empresarios del sector de la Dependencia

Empresarios del sector de la Dependencia han defendido de nuevo su trabajo en las residencias de mayores, después de que este lunes la ministra de Defensa, Margarita Robles, haya asegurado en una entrevista que miembros de las Fuerzas Armadas han encontrado a ancianos muertos en sus camas en este tipo de centros.

El secretario general de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE), Jesús Cubero, insiste en declaraciones a Europa Press en que «en la inmensa mayoría» de casos, en «un 95%», se está «actuando muy bien», ya que se está actuando conforme a las indicaciones de Sanidad.

Aunque asegura que no ha escuchado las declaraciones de la ministra, sí le consta que algunas residencias han querido derivar casos de ancianos enfermos al hospital, pero ante la falta de plazas, han tenido que esperar y, cuando les han notificado después que ya había plazas libres, era demasiado tarde porque la persona que estaba enferma había fallecido.

Cubero da otra posible explicación al asunto: «Lo único que se me ocurre que puede haber sido es que tuvieran cadáveres de alguna persona fallecida y estuvieran esperando a que la funeraria llegara».

En todo caso, asegura que «no hay ninguna excusa» para que suceda algo así y sugiere que en el caso de haber actuado mal, se debería imponer algún tipo de sanción.

En la misma línea se ha manifestado el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), Ignacio Fernández-Cid, que también defiende que en las residencias de mayores «se está actuando muy bien».

«El problema es que en muchas ocasiones hacemos derivaciones hospitalarias y no nos están dejando», defiende Fernández-Cid en declaraciones a Europa Press. Además, tal y como explica, también le consta que «las funerarias están colapsadas y en algunos casos están diciendo que no pueden ir a recoger el cuerpo».

Aun así, afirma que si la aparición de cadáveres en las residencias, en concreto en camas, se ha debido a una mala actuación, debe «caer todo el peso de la justicia» a sus responsables. «Esto no los exime de responsabilidad alguna, lo lógico sería ubicarlos en alguna habitación libre o en una sala de mortuorio», considera el presidente de la FED, que califica de «espeluznante» y «dantesca» la noticia.

En cualquier caso, Fernández-Cid advierte de que el sector de la Dependencia está viviendo días «muy duros» y de que el «motivo original» de que estén muriendo muchos ancianos en residencias es que se trata de un colectivo muy vulnerable y se sienten «abandonados», pues siguen denunciando la falta de material de protección y de test del coronavirus. «Si solo nos limitamos a desinfectar, no conseguimos nada», zanja.

Por su parte, Gustavo García, profesional en ejercicio libre vinculado al sector de las residencias, ha confesado a Europa Press que se ha quedado «perplejo» con la noticia y pide no generalizar porque la mayoría de las residencias están «volcadas» con los mayores, dándoles «cariño».

«Estoy en contacto con muchísimas residencias, están en situaciones muy difíciles. Estoy sufriendo por esas otras residencias que están volcadas. Esa abnegación, cariño hacia los mayores, esa preocupación. Sé que noticias como estas les van a hundir», ha lamentado.

Según ha precisado, ni se le «pasa por la cabeza» cómo ha podido ocurrir esto porque él conoce «lo contrario», residencias que trabajan «con abnegación». «Estoy hablando con decenas de residencias que están volcadísimas, esto me deja perplejo, sin palabras, salen estos casos y no los otros, estoy hundido», ha subrayado.

El problema, a su juicio, aparece «cuando se habla de residencias en general» y lamenta que, en este momento de emergencia, «se descalifica a todo un colectivo». «Se termina de dar la puntilla a los trabajadores», afirma.


Comentar ()