Política

La UME trabaja ya en el Palacio de Hielo de Madrid para recibir los primeros cadáveres

ume-hielo-madrid-1440x961

La UME accede al Palacio de Hielo. EFE

La Comunidad de Madrid ya está habilitando, en colaboración con la Unidad Militar de Emergencia (UME), las instalaciones del Palacio de Hielo como morgue improvisada. La decisión se tomó este lunes ante la saturación de los crematorios y el cierre de la funeraria municipal decretado por José Luis Martínez-Almeida.

El objetivo es albergar los cuerpos a la espera de que se descongestione ls instalaciones de la capital garantizando, de entrada, el suministro de material para los profesionales mortuorios. Profresionales de la UME están acondicionado el Palacio de Hielo, de forma que este martes pueda recibir los primeros cadáveres de fallecidos por Covid-19.

Así lo ha adelantado El Español y han confirmado desde el Ayuntamiento de Madrid, que indican que los cadáveres podrían comenzar a llegar a lo largo de esta tarde y que se mantendrán en esta ubicación al menos durante unos días. Las mismas fuentes afirman que la situación en las funerarias es insostenible, y el goteo incesante de fallecidos por la crisis del coronavirus ha desbordado todas las previsiones. De hecho, advierten que «no hay capacidad para enterrar en el plazo normal», y ya se están postergando citas de aquí a finales de semana.

La situación es igual de crítica en los crematorios de la región. Según indica un portavoz de los Servicios Funerarios de Madrid (SFM), en estos centros tampoco dan abasto pese a ampliarse los horarios de incineración a las 24 horas del día.

Además, según fuentes solventes de la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el equipo de gobierno municipal ya cuenta con el visto bueno de Salud Pública, y es el Ayuntamiento el que debe dar el ok final para proceder a la habilitación efectiva del espacio. Se trata de un recinto ubicado en el distrito de Hortaleza que cuenta con unos 1.800 metros cuadrados de pista de hielo que se utilizará ahora como depósito de cadáveres.

Madrid es la región de España más golpeada por el actual brote de coronavirus, con 9.561 personas actualmente hospitalizadas, 942 de ellas en la UCI, y 1.263 fallecidos según la última actualización de datos del ministerio de Sanidad.

Situación «extremadamente crítica»

Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Y es que la decisión de parte del Consistorio llega tan sólo horas después de que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida enviase una misiva a Pedro Sánchez en el que le informaba del cierre inmediato de la funeraria municipal ante la escasez de recursos y de equipos de protección individual que impiden garantizar que los trabajadores municipales puedan realizar su labor «en unas condiciones mínimas de seguridad».

«Espero que -el Gobierno- sea consciente de la gravedad que supone que esta misma semana ya no podamos proceder a las inhumaciones o las cremaciones de las personas que han sido víctimas del Covid-19», escribía el regidor madrileño.

El Ayuntamiento de Madrid ya advirtió entre el 11 y el 18 de marzo a través de sendas comunicaciones dirigidas al Gobierno de la carestía de equipos de protección individual (EPIs). El cierre de la funeraria municipal será efectivo a partir de mañana, lo que sume a los servicios mortuorios de la región en «una situación extremadamente crítica»: según los expertos, aún no se ha alcanzado el ‘pico’ de contagios ni de fallecidos por coronavirus.

Comentar ()