Manifestación del 8-M en Madrid. EFE

logo
Madrid teme un fuerte repunte de casos tras cumplirse 14 días de la manifestación del 8-M

Política

Madrid teme un fuerte repunte de casos tras cumplirse 14 días de la manifestación del 8-M

La Comunidad de Madrid se prepara para un fin de semana clave desde que se registraron los primeros casos de Covid-19 en España, con la capital como principal foco de contagios que empezaron a repuntar a partir del pasado 9 de marzo. Ese día, Madrid en concreto registró 375 casos más respecto al día anterior, rebasando la frontera del medio millar de casos, y no fue hasta ese día cuando comenzó el paquete de medidas drásticas que se han ido intensificando con el paso de las horas.

La región acumula el grueso de los más de 1.000 muertos por coronavirus y los casi 20.000 contagiados a nivel nacional -según las cifras del último boletín actualizado del Ministerio de Sanidad-, con un total de 7.165 casos y 628 fallecidos a fecha de 20 de marzo. Aunque de lejos, le sigue Cataluña con 3.270 positivos y 82 decesos.

Evolución de casos por Comunidades Autónomas. MINISTERIO DE SANIDAD

Pero lo peor está por llegar, al menos en lo que a Madrid se refiere. Fuentes solventes cercanas a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, confirman que en la Comunidad ya manejan la previsión de un fuerte repunte de contagios en los próximos días en los que se teme por un incremento que «va a disparar los casos por miles» en la región.

Estas mismas fuentes afirman que, cuando se decretó la paralización de la actividad educativa hace ya casi dos semanas, la cifra que se manejaba de infectados era de no más de 20.000 -número que se superará en las próximas horas- pero la realidad ha echado por tierra cualquier escenario previo y «ahora ya no sabemos» cómo se va a cuantificar.

En la foto a corto plazo que maneja el Gobierno regional no entran todos los casos ocultos, por lo que apuntan que, pese a la ola crítica que está por venir, la progresión real del virus en Madrid y España es mucho mayor. «Es muy probable que los datos infravaloren la realidad de contagios», reconocía el propio director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Estaba previsto que esta misma semana comenzase a desplegarse test rápidos entre la población con síntomas leves, lo que también sería un condicionante fundamental ante un posible vuelco en las estadísticas.

Temen además en la Comunidad de Madrid que haya un repunte este fin de semana por el efecto multiplicado del 8-M tras los contagios causados por la multitudinaria marcha. Se cumplen 14 días -período máximo de incubación del nuevo coronavirus según la Organización Mundial de la Salud (OMS)- de la manifestación del 8 de marzo con motivo del Día de la Mujer que contó con la autorización de Pedro Sánchez y Salvador Illa, pese a que tan sólo unas horas después se decretó la paralización de la actividad educativa y comenzaron las primeras recomendaciones -que se transformarían en obligaciones con el decreto del estado de alarma– de aislamiento, confinamiento y teletrabajo.

«Por supuesto que sabíamos que el 8-M era una temeridad y por supuesto que intuimos que el lunes 9, cuando nos dieron los datos, que nos los habían ocultado y se los habían ocultado a la gente por las manifestaciones», declaraba a El Independiente una persona del equipo de Díaz Ayuso la pasada semana.

Sólo en la Comunidad de Madrid el 8 de marzo se celebraron 76 manifestaciones con motivo del Día de la Mujer. En la capital, 120.000 almas desbordaron las calles desde Atocha hasta la Plaza de España, según cifró la Delegación del Gobierno. En ella participaron representantes de PSOE y Unidas Podemos que hoy son positivo en Covid-19, como la esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez; o la pareja del vicepresidente, Irene Montero. Fue prácticamente la última vez que se vieron plazas y calles abarrotadas. Después vendría el cierre de colegios, de bares y restaurantes, de museos y bibliotecas, la cancelación de miles de eventos y, finalmente, el confinamiento aún indefinido, la limitación de las salidas reducidas a la más urgente necesidad y, en definitiva, el fin de la cotidianidad más inmediata.

Más de 7.000 casos, pero lo peor está por venir

El Gobierno regional, en connivencia con el Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robles, anunció este viernes la iniciativa de instalar un «hospital provisional específico para el coronavirus» en el recinto ferial de Ifema, una labor en la que se han ayudado de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Más allá de los 40 hoteles madrileños que han ofrecido su colaboración -algunos ya están completamente medicalizados- para atender al creciente número de enfermos, esta nueva instalación tendrá una capacidad de 5.500 camas de hospitalización y de UCI, unidad en la que permanecen 678 personas sólo en la región.

Se prevé que las 5.500 camas de Ifema se llenen en las próximas horas por el fuerte repunte de casos, según cálculos internos de la Comunidad de Madrid

Esta iniciativa no es casualidad, sino que, según confirman en el Gobierno regional, es una consecuencia directa de los cálculos internos de contagios que manejan para este fin de semana. Y advierten: pese al despliegue mayúsculo en el recinto ferial, no van a sobrar camas si se cumplen las previsiones.

En la otra cara de la moneda, las funerarias trabajan también a destajo desde hace días para hacer frente al creciente número de fallecidos que está dejando el Covid-19. Según apuntan desde la empresa municipal de Servicios Funerarios, la previsión que les llega desde la región es que «lo peor está por venir» y, aunque apuntan a que aún queda stock, temen que el desbordamiento de casos en las próximas horas se traduzca en un desabastecimiento de materiales básicos, como es el caso de los féretros. «Esperamos que ese escenario no se produzca», añaden. Para afrontar el gran número de cadáveres, desde el Ayuntamiento informan que los dos crematorios de la capital ya trabajan «las 24 horas del día» y se ha reforzado la plantilla porque esta semana «no daban abasto».

Desde el 1 de marzo, en Madrid ha habido tres días concretos en que el número de casos se multiplicaba notablemente respecto a la tendencia de días anteriores: el primero fue el 9 de marzo, cuando se registraron 375 contagios respecto a 24 horas antes; el segundo, el 14 de marzo, cuando se rozó por primera vez los mil infectados más respecto al día anterior; y el tercero esta misma semana, en concreto el jueves 19 de marzo, cuando Sanidad informó de 1.140 casos más respecto al miércoles.

Comentar ()