Sociedad CRISIS DEL CORONAVIRUS

Récord de multas en Madrid por saltarse la cuarentena: 903 en un solo día

La capital ya acumula 2.507 multas y 21 detenciones por desobediencia a los agentes

logo
Récord de multas en Madrid por saltarse la cuarentena: 903 en un solo día

Agentes de la Policía Municipal de Madrid controlando la circulación de un ciudadano durante el estado de alarma. EFE

Resumen:

La Policía Municipal de Madrid ha impuesto este jueves 903 multas por no cumplir con las restricciones de tránsito del estado de alarma, la jornada con más sanciones, y ha detenido a tres personas, mientras que en Euskadi y Cataluña controlan que la población no haga desplazamientos a segundas residencias.

En Madrid se han contabilizado un total de 903 denuncias, la jornada con más sanciones desde el inicio de las restricciones al tránsito, según han informado fuentes municipales a Efe.

Desde el pasado domingo suman ya 2.507 multas y 21 detenciones por desobediencia a los agentes. Los distritos en los que más sanciones se han tramitado este jueves son Puente Vallecas, Centro y Tetuán.

Las multas por incumplir las restricciones pueden superar los 600 euros

Los arrestos se han realizado en la zona de Centro, Puente Vallecas y Retiro y, además, se han interceptado 36 vehículos en vía la pública por circular sin estar motivado. Las multas podrían suponer una sanción superior a los 600 euros.

Los individuos han sido arrestados conforme artículo 556 del Código Penal por desobediencia grave o falta de respeto, según detallan estas mismas fuentes.

En el día de ayer, la Policía Municipal de Madrid desalojó una iglesia evangelista en el distrito de Tetuán donde había congregadas más de medio centenar de personas sin las medidas sanitarias de protección para evitar la propagación del coronavirus.

Además, este jueves efectivos de la Ertzaintza y de las Policías Locales de Euskadi han detenido a 18 personas por incumplir las medidas decretadas por la situación de alarma sanitaria, y han instalado controles en carreteras y estaciones para evitar viajes no autorizados, especialmente durante el puente de San José.

Según ha desvelado este jueves el departamento vasco de Seguridad, en conjunto se han impuesto 988 sanciones administrativas por vulneración de la Ley de Seguridad Ciudadana, la mayoría de ellas por un importe de 600 euros.

Uno de los casos más destacados ha sido el de una joven de 25 años, que ha sido arrestada por la Guardia Municipal de San Sebastián tras agredir a un agente de la patrulla de seguridad ciudadana que le reconvenía por hacer deporte en una calle de la ciudad, sin tener en cuenta las restricciones decretadas por la situación de alarma.

Asimismo, desde primera hora de este jueves, los diferentes cuerpos policiales han establecido controles en las salidas de Bilbao por los túneles de San Mamés, así como en El Haya, en el límite de Bizkaia con Cantabria, y en Balmaseda, para evitar desplazamientos a las Merindades.

En los primeros días del confinamiento, la Ertzaintza y las policías locales interceptaron 710 vehículos para ver si realizaban viajes autorizados y a los que no han cumplido los requisitos se les han impuesto multas de 600 euros.

En Cataluña, los Mossos d’Esquadra han identificado en los últimos días a 6.839 personas, han denunciado a 1.345 y han detenido a 16 por desobedecer las restricciones del estado de alarma por el coronavirus y a partir de mañana controlarán que nadie vaya a su segunda residencia para pasar el fin de semana.

Así lo ha anunciado el conseller de Interior, Miquel Buch, en una rueda de prensa telemática, a las puertas del fin de semana, el primero entero desde que el pasado sábado el Gobierno aprobó el estado de alarma.

El viernes y sábado de la semana pasada, cuando las administraciones ya pedían a los ciudadanos que se quedaran en casa aunque no estaba aún vigente el estado de alarma, fueron numerosas las familias que abandonaron el área de Barcelona para pasar el fin de semana en sus segundas residencias.

Además, un vecino de Palafrugell (Girona) ha sido denunciado por sacar a pasear una cabra a modo de mascota para saltarse el confinamiento, según los Mossos d’Esquadra.

Comentar ()