Un maestro de tercero de primaria de la zona de Montecarmelo-Mirasierra, en Madrid, ha dado positivo por el nuevo coronavirus, según ha adelantado El Español y ha confirmado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Este profesor, que se encuentra ingresado en la UCI, es uno de los nuevo casos que se han confirmado en las últimas horas y que elevan las infecciones en toda España a 150. Muchos de los nuevos casos corresponden a la Comunidad de Madrid, donde en las últimas horas se han pasado de 26 a 49. Este profesor es uno de los siete casos graves de entre los contagiados.

Fernando Simón ha comparecido tras la Comisión de Seguimiento del nuevo Coronavirus, donde ha informado que de momento se mantiene el nivel 1 de alerta que corresponde a un escenario de contención. Sin embargo, Simón ha afirmado que algunas Madrid ha incluido en las medidas para aumentar la sensibilidad en la detección del coronavirus todas las neumonías víricas que lleguen a los hospitales. Hasta el momento, solo se analizaban las personas con vínculos en zonas del brote o aquellos con neumonía para los que se hubieran detectado otras causas habituales de coronavirus.

Esta es una de las medidas que están sobre la mesa de las comunidades autónomas y que van orientadas al aumento de la detección de casos. Aunque el portavoz del CCAES mantiene la prudencia y prefiere no adelantar información sobre las medidas, ha explicado que éstas podrían ir desde la aplicación de la detección a personas con diferente sintomatología o ampliar los grupos de población a los que se apliquen esas medidas. «No todas las medidas se tienen que aplicar ni serán igual de eficaces en todos los lugares o situaciones. Y van a ser en zonas muy concretas», ha advertido.

Simón ha recalcado que, aunque la decisión legal de la implantación de nuevas medidas corresponde a cada comunidad (que podría adoptarlas unilateralmente), «el acuerdo es que las medidas se tomarán de forma consensuada». Además, Simón ha incidido en que «proponer medidas que luego no se van a aplicar es una estupidez» y ha afirmado que hay que evitar «medidas efectistas» que no vayan a suponer una «solución».

Esto contrasta con las declaraciones, esta misma mañana, del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, que aseguraba que la región no descarta medidas de restricción a la movilidad.

Esta medida, no obstante, es «una de las opciones de respuesta que se pueden barajar», según Simón, aunque no implica que aunque cambie el escenario «se vayan a tomar todas, se podrían aplicar algunas, todas o ninguna». Entre esas medidas estarían también la de imponer el uso de mascarilla a cualquier persona con sintomatología respiratoria, el cierre de escuelas o la prohibición de eventos de afluencia masiva.

El personal sanitario es otro de los grupos que más preocupa a Sanidad en estos momentos ya que hay al menos tres comunidades autónomas donde se han infectado un total de 13 sanitarios y que han provocado algunos problemas de atención, especialmente en Vitoria.

El portavoz de Sanidad para el brote de coronavirus ha comenzado hoy su comparecencia disculpándose con el grupo religioso evangélico madrileño al que vinculó con el brote de coronavirus. «Tiene toda la razón», ha reconocido. Esta disculpa viene tras el comunicado de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España que había solicitado una rectificación pública por la «grave irresponsabilidad» de Simón que les deja «en una situación de indefensión y señalamiento como ‘amenaza para la salud pública».

En relación al próximo partido de fútbol que disputará el Valencia contra el Atalanta de Bérgamo el próximo martes 10 de marzo, Simón ha asegurado que esta misma tarde se espera más información al respecto que dará, previsiblemente, el Ministerio de Sanidad.