País Vasco | Política

Urkullu reprocha a Sánchez que no "delibere" con las CCAA: "Impone sus decisiones"

El lehendakari cuestiona que los encuentros sólo sirvan para informarles de acuerdos ya adoptados, "no es buen método", y ha lamentado que no dejara en manos de las Comunidades Autónomas definir los servicios esenciales.

El lehendakari Iñigo Urkullu durante la reunión de presidentes celebrada hoy.

El lehendakari Iñigo Urkullu durante la reunión celebrada hoy.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha trasladado su malestar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el modo en el que ha acordado limitar la movilidad laboral sólo a tareas esenciales. Durante la reunión de presidentes que hoy ha celebrado Sánchez con los líderes autonómicos, el lehendakari le ha reprochado que «por tercera semana consecutiva» ese encuentro tiene un carácter «meramente informativo y no deliberativo» al informarles de decisiones «ya consumadas y no consultadas»: «No es buen método». Le ha pedido al presidente del Gobierno un compromiso para que «corrija esta distorsión». Ha recordado que él se ha comprometido a la colaboración y cooperación pero no «a la imposición» y le ha asegurado que los principios de lealtad deben ser «recíprocos».

En relación a la decisión adoptada por el Consejo de Gobierno para limitar la actividad económica sólo a la esencial, Urkullu ha apuntado que no era «la única posible» y que había otras opciones «menos lesivas». Ha apuntado que haberla aplicado una quincena después, coincidiendo con la Semana Santa hubiera tenido un impacto económico menor en el empleo y la Industria, además de haberla adoptado con una evaluacion mayor del impacto del confinamiento.

Urkullu ha hecho público esta mañana que anoche remitió una carta a Sánchez en la que le solicitaba que «sea cada Comunidad Autónoma en su ámbito de Dialogo Social la que desde la especificidad del territorio» pueda concretar «actividades y empresas que son auxiliares y necesarias para la actividad crítica previo conocimiento del Gobierno español». Una propuesta que finalmente no ha sido tenida en cuenta. PEse a ello, Urkullu ha asegurado que adoptará las medidas aprobadas por el Ejecutivo Sánchez y que lo hará «por responsabilidad» en un momento delicado como el actual.

Esta semana el lehendakari Urkullu se había mostrado contrario a la paralización de la economía como medida de lucha contra el coronavirus. Aseguró que dejar en «coma económico» el país supondría un duro revés para el PIB y una dificultad añadida para la recuperación de la economía que se verá muy afectada por la crisis del Covid-19.

En la misiva el lehendakari reprochaba a Sánchez que el anuncio hecho ayer es la tercera ocasión en la que el presidente del Gobierno lleva a cabo una comparecencia pública antes de la celebración de una reunión con los presidentes de Comunidades Autónomas y la segunda vez que lo hace filtrando a los medios de comunicación decretos que aprobará el Consejo de Ministros «antes de la reunión entre presidentes y lehendakari».

Llamadas de presidentes

Le cuestionaba que lo anunciado ayer no sólo era desconocido para «determinados presidentes de Comunidades Autonomas (PSOE y PP) antes de la comparecencia», sino que hace público que algunos de ellos «me llamaron al conocer por la conferencia de prensa de su anuncio». Añadía que lo dado a conocer es además «contrario a lo que hasta el día anterior se había manifestado por el propio presidente y ministros varios del Gobierno español a agentes políticos, económicos y sociales «que ayer mismo me llamaron y conocí de manera constatable».

Urkullu le trasladaba «una aportación para que pueda ser tomada en consideración» -finalmente no ha sido tenida en cuenta- en aras a que deje en las Comunidades Autónomas la responsabilidad de definir las funciones esenciales que podrían continuar activas a partir de mañana lunes. Subrayaba que se debe tener en cuenta «la especificidad» económica de cada comunidad autónoma para que la incidencia de esta medida en el PIB sea menor .

Para el lehendakari la medida dada a conocer puede tener impacto «incluso a empresas que están colaborando en la fabricación de material sanitario. Señalaba incluso que «una medida generalizada» como la presentada ayer y que tildaba en la carta de «no clara» podría afectar a «empresas que están en la cadena de valor de sectores básicos como el de la alimentación».

Urkullu también asegura que limitar la actividad a algunos sectores «que ven empresas de su ámbito en otros países mantienen su actividad» puede tener un impacto negativo en su competitividad.

Comentar ()