El Gobierno vasco ha mostrado hoy su profundo malestar por el anuncio hecho ayer por el Ejecutivo de Pedro Sánchez en torno al uso de mascarillas de modo generalizado a partir de este lunes, cuando se retome la actividad económica sin limitarla a la producción esencial. La consejera de Seguridad del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, Estefanía Beltrán de Heredia, ha afirmado que «es hora de que el gobierno español deje de especular» con esta cuestión. Ha apuntado que si ahora considera que sí es necesario su uso de modo generalizado «lo que debe hacer es garantizar que toda la ciudadanía tenga acceso a ellas». La consejera ha reconocido que éste es un tema «que nos tiene muy preocupados», ya que a día de hoy «no tenemos ninguna certeza sobre los planes del Gobierno».

Beltrán de Heredia ha señalado que desde el Gobierno de Urkullu «hemos hecho un trabajo titánico para poder dotar a nuestro personal esecial de materal de protección» y en muchos casos ha sido muy dificultoso. Por ello ha custionado que ahora se plantee una exigencia como la de portar mascarilla cuando el acceso a las mismas está siendo extremadamente complicado. «Desde el 2 de marzo el Gobierno vasco ha tenido verdadero dificultad para autoabastacerse y fue el Gobierno español el que dificultó ese autoabastecimiento».

Ha relatado que en la últimas horas han mantenido varios contactos con la Administración central para preparar ese regreso a la actividad económica de modo generalizado, que en el caso del País Vasco se producirá el martes al ser este lunes festivo en Euskadi, -aunque con un uso recomendado de mantenimiento del teletrabajo en los casos en lso que sea posible- «y por ahora certezas y respuestas no hemos tenido ninguna».

Cun evidente malestar, la responsable de la consejería ha lamentado el modo en el que se está tratando esta cuestión. Ha recordado que el uso de las mascarillas no fue uno de los temas que se trató en la última reunión mantenida entre los responsables autonómicos y el Gobierno y ésta la conocieron durante el anunció ayer durante la comparecencia ante los medios de comunicación del ministro de Sanidad, Salvador Illa. Beltrán de Heredia también ha criticado que se plantee una distribución a la ciudadanía contemplando como puntos de distribución las estaciones de metro y tren, «sería algo discriminactorio y sin un criterio objetivo».