Hoy hace justo un año que la catedral de Notre Dame, símbolo de París y de la arquitectura gótica, atrajo las miradas de todo el mundo al convertirse en pasto de las llamas en un incendio que puso en peligro toda su estructura.

Notre Dame resistió, pero continúa sin recuperar su esplendor y todavía no se conocen las causas que originaron las llamas. A pesar de que el coronavirus ha paralizado las obras de rehabilitación, ‘Emanuelle’, la campana más grande de la catedral, ha vuelto a sonar a las 20 horas de este miércoles para recordar el aniversario del trágico incendio.

La campana, que también sonó el pasado 30 de septiembre en homenaje al fallecido ex presidente Jaques Chirac, ha sido reactivada por dos personas, coincidiendo con la hora en la que los franceses aplauden diariamente al personal sanitario que lucha contra el Covid-19.