El Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) publica hoy cuatro resoluciones para la concesión de ayudas directas a los medios de comunicación privados en catalán. Unas ayudas que suman 7.728.250 euros para prensa escrita, digitales, radios y emisoras de televisión que utilicen el catalán o el aranés. Se trata de subvenciones de concurrencia no competitiva, por el simple uso de la lengua catalana, considerada de especial protección por la Generalitat.

Las ayudas dependen del Departamento de Presidencia que comanda Meritxell Budó y son las únicas resoluciones publicadas hoy por el Diari Oficial junto a una disposición del Departamento de Agricultura que regula las ayudas al sector apícola. Se trata de cuatro disposiciones aprobadas el 9 de marzo, justo antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma, cuando la crisis del coronavirus ya se había extendido en Cataluña. Los medios privados catalanes tienen ahora quince días para presentar sus solicitudes.

4 millones para la prensa en catalán

La primera fija una ayuda directa para las emisoras de radio privadas que emiten en catalán de 748.000 euros. Los digitales en catalán recibirán este ejercico un total de 2.209.250 euros en ayudas directas, mientras el sector más favorecido sigue siendo el de los periódicos de papel, con una ayudas directas por publicar en catalán de 4.125.000 euros. Las televisiones privadas en catalán -minoritarias excepto 8TV, de Grupo Godó- se repartirán un total de 646.000 euros.

Se trata de ayudas que la Generalitat convoca y concede anualmente para la promoción de los medios de comunicación en catalán, al margen de otras ayudas directas a medios o la contratación de campañas institucionales. Al margen de estas ayudas, a cargo de los presupuestos para 2020 que el Govern confía aprobar este viernes, la Generalitat destinará 240 millones de euros este año al contrato programa de la CCMA, que engloba a TV3 y Catalunya Ràdio.

Recientemente el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, mostró su sorpresa y disgusto por los 15 millones de euros destinados por el Gobierno a ayudar a los dos grandes grupos de televisión privados españoles. «Solo los oiréis gritar si las subvenciones son a prensa en catalán» se lamentaba Puigdemont en sus redes.