Política

PSOE y Unidas Podemos unen fuerzas para redirigir la comisión de reconstrucción

Ambos Grupos defienden ahora que el Parlamento es la instancia "más legitimada" para albergar la mesa anti-crisis que piden esté formada por 46 miembros

Iván Redondo, Adriana Lastra, Miguel Ángel Oliver y Pablo Echenique, entre otros, durante la reunión de coordinación entre PSOE y Podemos. EFE

Los Grupos Parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos han presentado una propuesta conjunta para la comisión parlamentaria que debatirá sobre la reconstrucción social y económica de España. Los portavoces de ambos grupos, esto es, Adriana Lastra por los socialistas, y Pablo Echenique, por los morados, firman la petición de constitución de la comisión para la que establecen que tenga culminados sus trabajos en un plazo de dos meses, aunque prorrogables.

Y, sobre todo, concretan el objetivo de la misma, que no es otro que «la recepción de propuestas, la celebración de debates y la elaboración de conclusiones sobre las medidas a adoptar para la reconstrucción económica y social como consecuencia» del contagio de Covid-19. Nada que huela, por tanto, a dación de cuentas respecto a la gestión gubernamental que se ha hecho del mismo, tal y como pretende el PP. En cambio, no se manifiestan respecto a la presidencia de dicha comisión, que anhelan tanto PSOE como PP.

Uno de los aspectos más curiosos del escrito es que ambos Grupos defienden el Congreso de los Diputados como la instancia «más legitimada y eficaz» para albergar esta mesa, cuando la propuesta inicial de Moncloa pasaba por la creación de un foro extraparlamentario supervisado por el director de gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo. Fue el líder del PP, Pablo Casado, quien en su reunión telemática del pasado lunes con Pedro Sánchez defendió que los trabajos se residenciaran en sede parlamentaria, propuesta que el jefe del Ejecutivo aceptó con tal de sentarle a la mesa.

Ambos grupos reivindican ahora que la mesa se haga al amparo del Congreso

Además proponen una amplia representación de todos los partidos que se sientan en el hemiciclo, sabedores del malestar que formaciones como Nueva Canarias, de Pedro Quevedo, o Teruel Existe, de Tomás Guitarte, habían expresado ante el temor de quedar fuera de esos trabajos. De hecho, Quevedo pidió a Pedro Sánchez, en la última ronda de contactos, que debían estar presentes en la mesa los partidos políticos habida cuenta de que grupos como el Mixto recogen una enorme variedad ideológica y, sobre todo, porque la gobernabilidad también depende de ellos.

Así, según la propuesta conjunta de PSOE y Unidas Podemos, la comisión estaría formada por 46 miembros. Trece serán del PSOE; nueve, del PP; cinco, de Vox; cuatro, de Unidas Podemos; ERC, Ciudadanos, PNV y Bildu, tendrán uno cada uno; cuatro el Grupo Parlamentario Plural y siete el Mixto. En todo caso, subrayan, uno por cada una de las formaciones políticas que los integran.

La comisión estaría formada por 46 miembros con todos los partidos representados

La comisión adoptará sus acuerdos por voto ponderado, esto es, en función del número de diputados que tiene cada Grupo, salvo en el Plural y el Mixo que será por cada una de las formaciones políticas.

«Los desafíos de todo orden que afronta la sociedad española y sus instituciones democráticas requieren de la participación y la implicación de todos los actores políticos y sociales: grupos parlamentarios, formaciones políticas, administraciones públicas, agentes sociales, empresas…», señala la petición que PSOE y Unidas Podemos han presentado al registro del Congreso.

Lo previsible es que la Mesa del Congreso debata la próxima semana la constitución de la comisión al objeto de que sus conclusiones puedan estar listas antes del verano.

Comentar ()