País Vasco | Política

Erkoreka: "Las elecciones se pueden celebrar perfectamente en un Estado de Alarma"

El lehendakari Iñigo Urkullu decidirá mañana con los partidos políticos, en base a un informe de evolución de la pandemia, la mejor fecha para los comicios autonómicos aplazados.

El consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka, y la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, durante su comparecencia.

El consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka, y la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, durante su comparecencia.

El Gobierno vasco ha asegurado hoy que unas elecciones autonómicas «podrían celebrarse perfectamente en un Estado de Alarma». El portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, ha señalado que la declaración de alarma no limita ningún derecho fundamental y que únicamente puede afectar a una restricción de la movilidad, si bien confía en que en sucesivas pórrogas del Estado de Alarma éstas se puedan «relajar».

Mañana el lehendakari Iñigo Urkullu se reunirá con los partidos políticos para analizar la posibilidad de una nueva fecha electoral tras la suspensión de la convocatoria del 5 de abril a consecuencia de la pandemia. El decreto del Gobierno vasco establecía que para una nueva cita con las urnas el lehendakari debía convocar a las formaciones políticas para adoptar la decisión de modo consensuado. A la cita de mañana Urkullu acudirá con un informe sanitario y de carácter juridíco-polítio en el que se contemplan distintas proyecciones de escenarios en función de la evolución de la epidemia.

El portavoz Erkoreka ha señalado que si bien la posibilidad prioritaria de Urkullu es poder celebrar las elecciones en julio -se contempla incluso la posibilidad de los dos primeros domingos del mes- corresponderá a la mesa de partidos evaluar las distintas posibilidades de acuerdo a la proyección de desarrollo de la epidemia y que podría recomendar un retraso a agosto, septiembre «o incluso más allá», ha señalado. La legislatura concluye formalmente el 25 de septiembre. El informe con el que acudirá Urkullu también incluye la incidencia jurídica que puede tener un mayor o menor retraso en la celebración de los comicios.

‘Estado pluriprovincial’

Erkoreka ha recordado que la historia permite concluir que los procesos epidémicos y pandémicos históricamente se rebajan en su incidencia durante los veranos y sufren rebrotes durante los otoños, «así ocurrió con la epidemia española de 1918 que mató a 40 millones de personas».

El portavoz del Gobierno vasco también se ha referido al plan de desescalada presentado ayer por el presidente Pedro Sánchez. Ha subrayado que las cuatro fases que contempla permitirían recuperar, en caso de cumplirse de modo adecuado, recuperar un alto grado de nornalidad en ocho semanas, a finales de julio. Sí ha señalado que no puede valorarlo con detalle ya que lo conoció «a través de la rueda de prensa». Ha apuntado que aún resta mucha concreción y detalle del mismo que se irá plasmando en sucesivos defretos y órdenes gubernamentales. Ha avanzadoque el lehendakari ha solicitado a cada consejería que analice lo concerniente a su campo competencial para dibujar así la posición que mantendrá el Ejecutivo de Urkullu.

Cuestiona que se opte por definir a las provincias como las unidades administrativas, «en nuestro caso los territorios históricos», en las que se basará el plan de desescalada, «cuando no desempeñan ningún protagonismo» en la estructura administrativa y «carecen de competencias sanitarias». Erkoreka ha asegurado que sorprende la irrupción del «pluriprovincianismo en el gobierno plurinacional» de Sánchez.

Por otro lado, el Ejecutivo ha anunciado que llevará a cabo un plan piloto pivotado en aplicaciones de inteligencia artificial que permitirá evaluar el comportamiento e incidencia del Covid-19 en la vuelta a una mayor normalidad laboral. La medida, que se ha adoptado en coordinación entre los departamento de Sanidad y el de desarrollo Económico, permitirá monitorizar a cerca de 2.000 trabajadores para analizar su comportamiento en relacion al virus. Se hará tanto en la red de centros tecnológicos vascos, donde se hará un seguimiento a un millar de empleados y a otro millar de trabajadores correspondiente a distintos servicios de transporte.

Comentar ()