País Vasco | Política

Reclaman que se acerque a los presos de ETA a Euskadi durante la desescalada

El colectivo de familiares de reclusos de la banda considera que el traslado a prisiones vascas y navarras debe hacerse "sin mayor dilación"

Las familias de los presos de ETA han iniciado una campaña para reivindicar que cuando se inicie la fase de desescalamiento de las restricciones del confinamiento se proceda al acercamiento a cárceles vascas de los reclusos de la banda terrorista. El coletivo Etxerat denuncia ademas que la situación de los reclusos en los centros penitenciarios no cumple con las exigencias de seguridad sanitaria recomendadas por las principales instituciones internacionales como la OMS o la ONU.

Actualmente, en las prisiones españolas y francesas continúan presos algo más de 200 presos de ETA. El proceso de acercamiento a prisiones cercanas al País Vasco y Navarra, activado por el Gobierno de Pedro Sánchez, ha permitido el traslado de cerca de una treintena de presos pero no así de la mayoría de ellos.

Por ello, desde Etxerat reclaman terminar con el alejamiento «que sigue operando como el castigo que nos han impuesto». Aseguran que la dispersión que aún se aplica a los presos de ETA no hace sino incrementar «la inquietud, el temor y la angustia» en una situación como la que el Covid-19 ha generado. Actualmente las visitas a los centros penitenciarios se han suspendido y afirman que ante la inminente desescalada que se comenzará a aplicar a partir del 4 de mayo se deberían adoptar medidas para procederse «en cuanto sea posible» y «sin mayor dilación» al acercamiento de presos. Consideran que caminar hacia la normalización debe incluir «de una vez por todas» hacerlo «sin lastres y sin sumar ya más sufrimiento».

Etxerat apunta que los responsables de instituciones penitenciarias han desoído las recomendaciones de organismos internacionales y no han sido «tomadas en consideración». Se refieren a las recomendaciones para reducir en un contexto epidémico como el actual la «superpoblación penitenciaria» procediendo a excarcelar presos en régimen de libertad condicional y buscando «medidas alternativas» a la privacion de libertad. Recuerdan que no se ha procedido a poner en libertad ni a los presos enfermos ni a los mayores de 65 años.

‘Derecho a la vida’

Las familias de los presos de ETA denuncian lo que consideran que ha sido una política penitenciaria en la que «ha prevalecido su condición de presos respecto a la de personas». Afirman que derechos como el de la salud o «el derecho a la vida» no tienen relevancia «frente a un régimen penitenciario basado en las privaciones y en las restricciones».

El colectivo de familiares de presos ha impulsado estos días una campaña para el envío de cartas a los reclusos y mitigar con ello la ausencia de visitas a los centros penitenciarios. Junto a ello, Etxerat ha promovido una campaña de apoyo al acercamiento de los presos con motivo de la festividad de San Prudencio, ayer en Alava, y en la que solicitaban a los alaveses la colocación de pancartas con el logo de reivindicación de acercamiento de los presos, «porque en la próxima desescalada debe procederse al acercamiento de presos».

En un comunicado denunciaban que «el anhelo» del acercamiento se ve limitado en esta ocasión con «la excepcionalidad que estamos viviendo». Etxerat afirma que a su sufrimiento se le añade «la imposibilidad de visitar a nuestros familiares encarcelados y la incertidumbre por desconocer lo que está ocurriendo realmente tras los muros de las cárceles».

Etxerat reclama la excarcelación de los presos de ETA gravemente enfermos y los mayores de 65 años. Asegura que es necesario para terminar también con el sufrimiento «para los y las niñas de la mochila’, en referencia a los hijos de los presos.

Comentar ()