Política

La izquierda abertzale se moviliza para excarcelar presos de ETA por el Covid-19

Impulsa varias iniciativas para que se ponga en libertad a los etarras de más de 70 años y a los que padezcan enfermedades graves y son "más vulnerables" al coronavirus.

La izquierda abertzale se ha movilizado en demanda de la excarcelación de los presos de ETA mayores de 70 años y enfermos ante el riesgo de contagio que padecen por la extensión del Covid-19. El entorno de EH Bildu acumula varios días lanzando iniciativas y mensajes en los que demanda un cambio en la política penitenciaria que se aplica a los presos de la banda terrorista para acelerar su excarcelación.

Las acciones van desde una recogida de firmas para que el Gobierno francés incluya a los etarras enfermos dentro del colectivo de 5.000 reos que podrían ser excarcelados a consecuencia de la pandemia –y a los que el Ejecutivo de Macrón ya ha excluido de la medida- hasta la campaña de reivindicación a través de las redes sociales que se ha puesto en marcha y que culminará este viernes en apoyo a los presos de la banda.

El Gobierno francés anunció ayer que los condenados por terrorismo quedaban fuera de la posible medida excepcional que estudia y que podría adoptar, tal y como avanzó la ministra de Justicia, Nicole Belloubet, para minimizar el impacto del coronavirus en la red de cárceles. La medida incluiría la excarcelación de miles de reclusos a los que les restaran únicamente un mes de condena o se encontraran gravemente enfermos. Algunas plataformas afines a la izquierda abertzale habían iniciado una recogida de firmas y de apoyo para que los presos de ETA enfermos y que cumplen condena en cárceles francesas fueran liberados. Entre ellos figura el exjefe de la banda, Josu Urrutikoetxea, alias ‘Josu Ternera’ o Ibon Fernández de Iradi, entre otros. Actualmente 37 miembros de la organización terrorista cumplen condena en el país galo.

El colectivo de familiares de presos de ETA, Etxerat, también ha reclamado estos días la liberación de los mayores de 70, los gravemente enfermos y aquellos que se encuentran en tercer grado. Lo pide como medida de protección ante el mayor riesgo de contagio del Covid-19 que considera que se da en los centros penitenciarios. “Es urgente la excarcelación inmediata”, reclama Etxerat. Aseguran que sus familiares tienen los mismos derechos a medidas de prevención “que quienes estamos en la calle» y no se les está ofreciendo. Apuntan que la cárcel es “el mayor confinamiento” posible y quienes en ella cumplen condena lo hacen en condiciones de “hacinamiento”, “alimentación deficiente” y condiciones “propensas a los contagios”. Hasta ayer confiaban en que Francia no cediera a “las presiones políticas” e incluyera a los “presos políticos vascos” entre el colectivo de reclusos a liberar.

«Deberían estar libres»

Desde EH Bildu, su líder, Arnaldo Otegi, ha mostrado su apoyo a los presos de ETA y a sus familias. Junto a una imagen de una de las marchas en apoyo a los reclusos de la banda celebrado en Bilbao, reclama su vuelta a casa. El portavoz en el Parlamento Vasco, Julen Arzuaga, denuncia que se están “restringiendo derechos penitenciarios básicos” a los presos y solicitaba a la Secretaría General de Instituciones Penitenciaria que excarcelara a presos mayores y enfermos, “los que con la ley deberían estar ya en libertad”. Apunta que se trata del colectivo “más vulnerables” en una situación de pandemia como la actual: “Es imprescindible y prioritaria su liberación”. Añade que la puesta en libertad de estos presos contribuiría además a reducir el riesgo de propagación y “favorecería su arraigo”.

La plataforma Sare de apoyo a los presos también se ha movilizado bajo la campaña ‘Etxean nahai ditugu’ (Los queremos en casa). Coincidiendo con este viernes, cuando las limitaciones de movilidad y la suspensión de las visitas en prisión impedirán a las familias ver a los encarcelados, ha llamado a subir vídeos, fotografías a las redes y con las que editará un vídeo que se podrá ver a partir de las 19.30 de este día 27. La iniciativa lleva por título ‘Etxetik  etxera’ (De casa a casa).

La movilización de la izquierda abertzale en apoyo a los presos de ETA se suma a las que a través de las redes ha llevado a cabo en contra de la presencia del Ejército en Euskadi y Navarra. Las juventudes agrupadas en Ernai han difundido mensajes en contra de las unidades de la UME que han comenzado a trabajar en la desinfección de infraestructuras de titularidad estatal, “no sois bienvenidos”. También lo ha hecho Sortu, con una campaña en contra, “Alde hemendik!” (¡Fuera de aquí!).

Crítica creciente

Oficialmente EH Bildu ha mantenido durante los primeros días de confinamiento un perfil moderado en la crítica pero que sin embargo no ha tardado en intensificar. Así, Arnaldo Otegi evitó pronunciarse con dureza sobre el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez, que Bildu apoyó, y se limitó a afirmar que si bien suponía un ‘155’ encubierto -al asumir el Ejecutivo el mando único en competencias como Sanidad o Interior- evitarían las crítica por no ser ahora lo prioritario.

Bildu ha promovido incluso un vídeo en el que algunos de sus cargos más significados promueven el respeto al confinamiento doméstico decretado «pese a que nos gusta hacer política en la calle». Muestran su apoyo al colectivo sociosanitario, a las mujeres maltratadas, a los inmigrantes o lanzan un recuerdo a quienes «estáis condenadas a una cuarentena indefinida e indefensa por vuestros familiares y amigos». Un vídeo en el que también se señala que en los momentos más difíciles «queremos decidir aquí».

Sin embargo, en los últimos días el líder abertzale ha reiterado nuevos reproches como la decisión de no cesar completamente la actividad económica, salvo la esencial. lo que llegó a su coalición a abstenerse en la petición de prórroga del Estado de Alarma aprobado por el Congreso. Junto a ello, la gestión de los recursos sanitarios también ha generado un nuevo reproches. Ayer Otegi aseguró que en la situación actual “la pregunta es, ¡si fuéramos un país soberano tendríamos test rápidos? ¿O para eso también hay que esperar a Madrid?”.

En estos días distintos miembros de la coalición también se han mostrado críticos con los gestos de solidaridad expresados por agentes de la Ertzaintza hacia la Guardia Civil tras el fallecimiento de tres de sus agentes a consecuencia del coronavirus. Así, varias unidades de la Policía Autonómica vasca mostraron su pesar en los cuarteles de Vitoria y Bilbao a agentes del Cuerpo.

Comentar ()