La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha pedido este martes al senador de ERC Bernat Picornell «generosidad» para reconocer la labor que han desempeñado las Fuerzas Armadas en la lucha contra la COVID-19 al escribir una página «heroica», ha dicho, en la historia de España con su dedicación a «los más vulnerables».

En el pleno de la Cámara Alta, el senador republicano ha interpelado a la ministra sobre el despliegue militar de la Operación Balmis y ha arremetido contra el gasto en Defensa, que ha calculado en 20.000 millones de euros anuales, para compararlo con las necesidades sanitarias para combatir el coronavirus.

Así, ha desglosado una serie de cálculos entre lo que cuesta adquirir un avión de combate, un tanque o un misil y las camas de hospital, sueldos de médicos o incluso mascarillas o respiradores que se podrían conseguir con ese dinero.

También ha criticado las ruedas de prensa para informar de la Operación Balmis en las que comparecían mandos militares uniformados y que ha considerado «propias de otro siglo».

Y respecto al papel de la Unidad Militar de Emergencias (UME), se ha preguntado «de qué nos sirve» cuando cuesta 150 millones de euros y en su opinión solo se utiliza para «limpiar la cara del Ejército».

«Lo que están haciendo es una gran campaña de lavado de cara del Ejército a un altísimo coste», ha concluido.

Sin embargo, la ministra Robles le ha tratado de hacer ver cómo los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas han actuado para «salvar vidas» en tareas como construir hospitales, desinfectar residencias de mayores, trasladar personas fallecidas o transportar material sanitario a España, y todo ello con gran «humanidad».

Por eso le ha pedido que sea «generoso» y reconozca «aunque no le guste» esta tarea en la que los militares han escrito una «página imborrable en la historia de España», ha recalcado.

En cuanto a sus comparaciones sobre lo que se podría hacer si se dedicaran los gastos militares a la sanidad, le ha recordado que también hay quien piensa que con el sueldo de los senadores como él o de las ministras como ella «se podrían comprar muchos respiradores».

Y como el senador de ERC le ha apuntado que él aboga por un cuerpo civil dedicado atender emergencias porque no le gusta que los militares se ocupen de ello con una «metralleta colgada a la espalda», Robles le ha replicado que ningún caso ha sido así.

«Al revés, han llevado humanidad, corazón, valor y principios», la ha espetado antes de rechazar «demagogias» que «están fuera de lugar», ha insistido, y defender el papel de las Fuerzas Armadas «siempre en primera línea y poniendo en riesgo su vida y su salud»