Política Crisis del coronavirus

El nuevo estado de alarma podrá ser levantado por territorios sin durar un mes

Calvo comparece en la comisión constitucional del Congreso para dar cuenta de la gestión del Gobierno frente al coronavirus

logo
El nuevo estado de alarma podrá ser levantado por territorios sin durar un mes

Carmen Calvo. EFE

Resumen:

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha comparecido ante la comisión constitucional del Congreso para rendir cuentas de la gestión del Gobierno de los últimos dos meses con motivo de la pandemia del coronavirus y, de manera muy concreta, defender la declaración del estado de alarma, pendiente de una última prórroga, por un mes, el próximo miércoles.

Así, y tras destacar que «es una prórroga radicalmente diferente por que lo único que pretende es acompañar hasta el final de la desescalada» ha anunciado que podrá ser «levantada» en aquellos territorios donde la «nueva normalidad» se adelante con respecto al resto, esto es «gradual», con el único objetivo de mantener una especie de retén por su un retroceso «nos obliga a recortar movilidad». Quedará. además, como única autoridad competente, el Ministerio de Sanidad.

«Es el instrumento más garantista desde el punto de vista democrático que tiene todo nuestro ordenamiento porque es el único que obliga a someterse a autorización del Congreso, cualquier otro instrumento no estaba al alcance y hubiera limitado derechos sin que sus señorías pudieran intervenir», ha defendido. Gracias a este mecanismo, Pedro Sánchez «se ha sometido a control de sus señorías cada quince días de manera rigurosa. No hay un sólo país cuyo gobierno se haya sometido a este control».

Lo ha diferenciado del estado de excepción, «cuando se suspenden derechos» para afrontar una situación de inseguridad ciudadana, y ha advertido que tanto el gobierno como el Congreso son responsables de que se haya decretado el de alarma, a partir de su primera prórroga. «Lo hemos aplicado con proporcionalidad, por el tiempo indispensable para salir de esta situación. La anterior prórroga tenía ya un aflojamiento con respecto al 14 de marzo y el que pensamos traer se plantea como el último para tener un control hasta el final de la desescalada» Pra ello «afectamos lo mínimo del Gobierno», esto es, Sanidad, Interior, Defensa y Transportes.

«Coordinación leal y fructífera»

Calvo, que ha destacado la «coordinación leal y fructífera en los terceros y cuartos niveles tanto en los gobiernos autonómicos como en el resto de los ministerios», por encima de la bronca política, ha justificado que «no existía ruta, o estrategia. Hemos afrontado una situación ignota con los instrumentos políticos que nuestra constitución nos dota». Asume la vicepresidenta la «ralentización» del país y que buena parte del mismo «sigue confinado» porque «nadie podría imaginar una situación tan difícil que afecta a la vida y a la salud».

Una situación que abocó a la activación del artículo 116, que regula los estados de alarma de excepción y de sitio para afrontar una crisis que «ha sido fundamentalmente sanitaria, de quebrantamiento de la salud, de resistencia de nuestro sistema sanitario y de coordinación de las administraciones públicas. También una crisis con derivaciones muy importante de carácter social y económico», ha subrayado.

Cs pide explicaciones sobre la duración de la nueva prórroga y ERC abre la puerta a cambiar de criterio

El foco está puesto en Ciudadanos, formación política que se cuestiona dar esta vez su respaldo a una nueva prórroga. Su portavoz, José María Espejo se ha preguntado «qué hace ahora mejor que esa prórroga sea de un mes sustrayendo la garantía de control y se lo pregunto porque sabe que hemos sido responsables cuando se ha hablado del estado de alarma», aunque no ha aclarado el sentido de su voto.

Carolina Telechea, de ERC, ha sido mucho más dura que el portavoz naranja. Tras recordar que su Grupo dijo «basta» con la última prórroga, ha acusado al Gobierno de «mentir» sobre los ertes, las ayudas y el escudo social, al vincularlo con la continuidad del estado de alarma. En todo caso, ha dejado abierta una puerta al reclamar que «no hagan trampas, déjense de demagogias y hagan lo qee dicen que han venido a hacer; negociar». En definitiva, «si quieren que nos entendemos atiendan a lo que les hemos dicho, como acabar con el mando único y apostar por la cogobernanza real y la toma de decisiones. Pónganlo por escrito. También pedimos un permiso retribuido intercambiable para cuidar a los hijos o flexibilizar la regla de gasto de los ayuntamientos».

Ha hecho la vicepresidenta un repaso bastante detallado de los acontecimientos desde el 7 de enero cuando llegaron las primeras noticias del contagio por Covid.-19 en China, información que se trasladó a las Comunidades autónomas hasta el momento actual. Menos concreta ha sido, sin embargo, a la hora de hablar de la primera semana de marzo, cuando se celebraron las grandes manifestaciones por el día de la Mujer. En la narración de Calvo ha habido un salto significativo entre el 4 de marzo, cuando la OMS habla de «emergencia controlable» al 12, cuando declara la pandemia y el Gobierno decide poner en marcha los mecanismos del estado de alarma.

Comentar ()