Radicales han arrojado pintura roja y octavillas en favor del preso etarra en huelga de hambre Patxi Ruiz en la vivienda de la secretaria general y candidata a lehendakari de los socialistas vascos, Idoia Mendia.

Según han informado fuentes del PSE-EE, en las octavillas se puede leer, en euskera, «Patxi Ruiz en huelga de hambre y sed», «Idoia Mendia y PSOE asesinos» y «Amnistía general».

EFE

Después de echar las octavillas, los atacantes han arrojado pintura roja sobre los pasquines y la puerta de la vivienda de Mendia y el teniente de alcalde de Bilbao, Alfonso Gil.

En la última semana el sector disidente de la izquierda abertzale ha realizado pintadas con lemas similares en once batzokis del PNV y en varios locales del PSE-EE y de Podemos Euskadi y estos partidos han exigido a EH Bildu y Sortu que critiquen públicamente estos ataques. 

«Se han cruzado todas las líneas rojas. Esta gente sobra, como han estado siempre de más en Euskadi la intolerancia y el desprecio a la pluralidad de la sociedad vasca”, ha señalado en una nota de prensa la Comisión Ejecutiva del PSE-EE, que ha calificado el ataque como una “intolerable agresión a la libertad y la pluralidad de la sociedad vasca perpetrada por fascistas”.

Los socialistas vascos no van a consentir «ninguna vuelta atrás en las conquistas de las libertades de la sociedad vasca. Tampoco la amenaza directa a una líder de un partido como el PSE-EE», que además es candidata a lehendakari en las elecciones del 12 de julio. La dirección de los socialistas vascos recuerda que estaban acostumbrados a que «los nostálgicos del terrorismo arremetiesen periódicamente» contra sus sedes, pero atacar una vivienda de una dirigente política, «que comparte con su familia, por la que transitan muchos vecinos, es un acto de una vileza extrema, que retrotrae a las persecuciones, amenazas y señalamientos perpetrados por ETA y su entorno en tiempos que creíamos ya superados», informa Efe.

Además, ha asegurado que estos ataques no les van a “amedrentar, como no lo hicieron nunca los asesinatos, las amenazas y la intimidación de los fascistas”, y que, por el  contrario, los socialistas van a seguir teniendo en «la libertad, la democracia y la convivencia un pilar fundamental» de su acción política.

El candidato a lehendakari del PP, Carlos Iturgaiz, ha calificado en las redes sociales de «intolerable y repugnante» este ataque, y ha trasladado a Idoia Mendia y su familia todo su «apoyo, ánimo y afecto». «Los actos de violencia callejera de estos días provienen de esos proetarras de la izquierda abertzale que son la escoria de esta sociedad», ha concluido Iturgaiz.

Urkullu denuncia el «inadmisible» ataque

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha calificado de «inexcusable, injustificable e inadmisible» el ataque al domicilio de la secretaria general del PSE-EE.

A través de las redes sociales, Urkullu ha afirmado que hechos como el ataque a la vivienda de Mendia y de su marido, Alfonso Gil, teniente de alcalde de Bilbao, son «inexcusables, injustificables e inadmisibles», así como «el silencio ante el mismo», en referencia a la izquierda abertzale.

El pasado lunes, el lehendakari condenó las pintadas a sedes de partidos políticos aparecidas en los últimos días, «dos años después de la disolución de ETA», y aseguró que esperaba «una condena radical por parte de todas las formaciones, sin excepción».