País Vasco | Política

El PNV condena el ataque "mafioso" a tres de sus sedes en apoyo a un preso de ETA

Sus locales de Getxo, Berango y Algorta aparecen con pintadas acusando a la formación de "asesina" y "carcelera". Las agresiones se producen un día después del ataque a una Casa del Pueblo del PSE.

logo
El PNV condena el ataque "mafioso" a tres de sus sedes en apoyo a un preso de ETA

PIntadas en una de las sedes del PNV.

Resumen:

El PNV ha denunciado las «acciones mafiosas» cometidas contra tres de sus sedes sociales en Vizcaya esta pasada madrugada tras ser atacadas con pintadas. En ellas se acusa a la formación de «asesino» y «carcelero». Esta mañana los batzokis del PNV en Algorta, Getxo y Berango han amanecido con pintadas en las que se responsabilizaba al partido de la huelga de sed y hambre del preso de ETA, Patxi Ruiz, y en las que también acusan de «colaborador» al PSE. En las pintadas también se reclama la «amnistía total» para los presos de ETA. Ruiz, encarcelado en la prisión de Murcia II, comenzó el pasado lunes la huelga para denunciar su situación en prisión.

En una nota, la dirección del PNV ha condenado el ataque que ha señalado está «fuera de cualquier tiempo, lugar y entendimiento» y que además de suponer unos «gravísimos insultos» vulneran el confinamiento que «algunos dicen defender con tanto ahinco». El partido subraya que la agresión contra sus locales se produce sólo un día después de que otra agresión similar se produjera en la Casa del Pueblo del PSE en Portugalete. Añade que en los últimos días se constata un «preocupante rebrote» de este tipo de ataques «ante los que ni la sociedad civil ni los partidos políticos podemos permancer impasibles».

El EBB del PNV hace referencia la quema de un cajero automático en EA (Vizcaya), que obligó al desalojo de seis vecinos, o la aparición de pintadas en la localidad alavesa de Izarra, donde «la fechoría» no fue condenada por el alcalde de EH Bildu, recuerda la formación nacionalista.

Confinamiento

Aseguran que además del significado denunciable de las agresiones, suponen una vulneración de las medidas de confinamiento: «Es paradójico que algunos y algunas se crean legitimados para salir a la calle de madrugada a pintar sedes de partidos políticos o a quemar cajeros pero consideren que dentro de mes y medio no se den las condiciones para ejercitar el derecho fundamental al voto». Sin citar expresamente a EH Bildu, la formaciñon de Andoni Ortuzar reclama a la izquierda abertzale que se desmarque de este tipo de acciones y que de pasos para detenerlas.

El PNV lamenta que a pesar de la situación extraordinaria que vivimos aún hay quien «pretende seguir utilizando las vías del chantaje, la amenaza, la coacción y el insulto en su supuesto beneficio». Concluye su comunicado exigiendo a los autores de este tipo de acciones que cesen en sus ataques no hacen sino «entorpecer la convivencia que anhela la mayoria de la sociedad vizcaína y vasca» e instan a todos los partidos a condenar este tipo de ataques.

Comentar ()