Vehículos en el puerto de Algeciras a la espera de embarcar rumbo a África en una imagen de archivo.

Vehículos en el puerto de Algeciras a la espera de embarcar rumbo a África en una imagen de archivo. EP

logo
Operación Paso del Estrecho: Marruecos sigue sin abrir la puerta

Política

Operación Paso del Estrecho: Marruecos sigue sin abrir la puerta

El dispositivo para facilitar el tránsito de millones de magrebíes desde Centroeuropa al norte de África debía empezar este lunes, pero el Gobierno marroquí continúa sin ponerle fecha a la reapertura de sus fronteras debido a la pandemia

El 15 de junio de 2019, un total de 8.544 pasajeros y 1.934 vehículos embarcaron desde siete puertos españoles rumbo a Marruecos y Argelia en el primer día de la Operación Paso del Estrecho (OPE), el dispositivo que se organiza desde 1987 para facilitar el tránsito de centenares de miles de trabajadores magrebíes que residen en el centro de Europa -en Francia, Bélgica y Holanda, principalmente- hasta sus países de origen en el norte de África con motivo de las vacaciones de verano.

Este lunes no se formarán las primeras colas de coches en la explanada junto al puerto de Algeciras, ni se verán por las carreteras españolas decenas de vehículos atestados de bultos atravesando la península en dirección Sur. Tampoco al día siguiente. Ni en lo que queda de mes. La incógnita es si, por primera vez en los últimos 33 años, los riesgos derivados del coronavirus obligarán a suspender este verano la OPE. En condiciones normales, ésta se desarrolla entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, si bien los días de mayor intensidad se concentran en la última semana de julio y la primera de agosto.

España ya ha anunciado que, con carácter general, levantará el próximo 1 de julio las restricciones de los controles de fronteras para viajeros internacionales que estableció el pasado 23 de marzo en un intento de limitar la expansión del contagio de la covid-19, como habían acordado los miembros del Consejo Europeo seis días antes. Marruecos, sin embargo, sigue sin ponerle fecha a la reapertura de sus fronteras, que había bloqueado diez días antes para frenar la propagación del virus.

Con 8.500 casos confirmados y 212 fallecidos, el Gobierno marroquí ha decidido esta semana prolongar el «estado de emergencia sanitaria» hasta el 10 de julio, lo que anticipa que no permitirá la entrada en el país desde el exterior al menos hasta entonces. En 2019, desde el inicio de la Operación Paso del Estrecho (15 de junio) y hasta esa fecha habían embarcado ya desde los puertos de Algeciras, Alicante, Almería, Málaga, Motril (Granada), Tarifa (Cádiz) y Valencia más de 328.000 viajeros en más de 73.000 vehículos rumbo a Marruecos (Tánger, Nador y Alhucemas), Argelia (Argel, Orán, Ghazaouet y Mostaganem), Ceuta y Melilla, según los datos recopilados por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias (Ministerio del Interior).

A la espera de la decisión de Marruecos

«Si no sabemos cuándo apertura Marruecos sus fronteras, no podemos tomar las decisiones finales. Algunas de ellas se pueden ir preparando y deben estar muy avanzadas, pero yo no las conozco», comenta a El Independiente José Ignacio Landaluce, senador y alcalde de Algeciras. El regidor del Partido Popular tiene claro cuáles son los criterios que tienen que primar por encima de cualquier otra consideración: «Primero, la salud y la seguridad. Después, el empleo y la economía».

A estas alturas, Landaluce tiene más interrogantes que respuestas. El pasado lunes acudió a la primera reunión a nivel provincial para abordar la Operación Paso del Estrecho 2020, ante la expectativa de que Marruecos levante las restricciones y se lleve a cabo finalmente. La maquinaria de este operativo está muy engrasada y perfeccionada después de 32 ediciones, pero se requiere que todas las piezas estén encajadas de forma planificada y sin improvisaciones. Y mucho más con las dificultades añadidas con que se desarrollaría este verano ante las precauciones que habría de adoptarse para evitar posibles contagios.

La Operación Paso del Estrecho debía empezar el 15 de junio, pero Marruecos sigue sin ponerle fecha a la reapertura de sus fronteras

El alcalde algecireño salió de ese encuentro con las mismas dudas con las que entró. «El subdelegado del Gobierno dice que está todo muy avanzado, pero yo no sé si hay un hospital de acogida para posibles contagiados, cuál será el refuerzo de guardias civiles y policías nacionales, qué tipo de medidas se van a tomar para detectar posibles infectados… Todo esto necesita saberse para poder tomar un posicionamiento respecto a lo que puede ir viniendo. Aunque no se desplacen todos que suelen hacerlo habitualmente, seguro que serían varios millones de personas y cientos de miles de coches», expone.

En 2019, en la fase de salida (desde el 15 de junio al 15 de agosto) se contabilizaron 1.650.215 pasajeros y 387.495 vehículos. En concreto, el 54,22 % de las personas (894.891) embarcaron en el puerto de Algeciras, con conexiones a Ceuta y Tánger-Med. Con diferencia, es el epicentro de este operativo especial, que tiene un formidable impacto económico en la comarca.

En la fase de retorno (del 16 de agosto al 15 de septiembre), el flujo fue concretamente de 1.689.830 personas (un 3 % más) y 372.720 vehículos (un 2,5 % más), siendo con diferencia los dos principales puntos de origen Tánger-Med (600.549 pasajeros) y Ceuta (329.154). De esta forma, la operación movió en total más de 3,34 millones de viajeros y más de 760.000 coches, registrándose un récord de tránsito.

«Todo es muy complejo y no se puede hablar a la ligera. ¿Y si a la vuelta el conductor da positivo? ¿Dónde lo atiendes? ¿Dónde guardaría la cuarentena? ¿Qué haces con el resto de la familia si son niños pequeños o si la esposa no sabe conducir? ¿Y qué ocurriría con los miles de viajeros que se encuentren en movimiento si Marruecos registra positivos y decide de pronto bloquear sus fronteras para que no se desequilibre su sistema sanitario? Insisto, todo es muy difícil», plantea el alcalde de Algeciras.

Compaginar movilidad y seguridad

«Se puede compatibilizar la movilidad de las personas y la seguridad de la gente», defiende el responsable de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO en la comarca del Campo de Gibraltar, Miguel Alberto Díaz. Éste reclama que «se extremen» todas las medidas que sean necesarias, pero que se mantenga la Operación Paso del Estrecho por la importancia que tiene desde el punto de vista «humanitario, social y económico».

El sindicalista admite que el operativo «no sería el de siempre» ante la necesidad de que el flujo sea «más escalonado» en el tiempo para evitar concentraciones y por los «controles fronterizos», pero dice tranquilizarle el hecho de que las administraciones -como la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras- y muchas empresas estén trabajando en los preparativos. De no desarrollarse, según sus estimaciones, podría afectar a unos 5.000 empleos (directos e indirectos) en la zona.

El dispositivo contabilizó el año pasado más de 3,34 millones de viajeros y más de 760.000 vehículos, un tránsito récord

«Nos extraña que se pongan tantas pegas cuando son ciudadanos europeos los que van a venir. Con qué ley se le dice a 70 millones de turistas que entren en España y alguien que viene de paso… Son trabajadores con su familias que, después de un año y de lo que ha pasado, vuelven a su tierra natal», sostiene Miguel Alberto Díaz.

El pasado domingo, en la decimotercera conferencia de presidentes desde que se inició la crisis sanitaria, el jefe del Ejecutivo andaluz (Juan Manuel Moreno Bonilla) pidió a Pedro Sánchez una «ordenadísima planificación hasta el detalle y muchísima seguridad en el ámbito sanitario» en caso de que finalmente se lleve a cabo la Operación Paso del Estrecho. Esa prevención, en su opinión, pasa por «poner una enorme infraestructura de control para evitar cualquier brote de contagio con tanto flujo de personas tanto a la ida como a la vuelta».

Fuentes de Interior aseguran que todo está «trabajado y muy perfilado» con los ministerios de Asuntos Exteriores, Transportes y Sanidad por si finalmente hay que activar el operativo, al tiempo que aseguran que los contactos son «fluidos» tanto con los países de origen (Francia, Bélgica y Holanda, principalmente) como de destino: Marruecos y Argelia. «Estamos preparados», zanjan.

Comentar ()