El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy a los presidentes autonómicos, durante la décimo cuarta videoconferencia que se celebra durante el decreto de alarma, que ésta será la última y que se levantarán los controles de las fronteras de la Unión Europea a partir del 21 de junio, a excepción de Portugal que será el 1 de julio.

También les ha anunciado que durante los últimos siete días el número de contagiados ha ascendido a 235 y el de fallecidos, a 27, informa Europa Press.

Esta conferencia, la decimocuarta desde que el 14 de marzo se inició el estado de alarma, se celebra por tanto en la recta final de la desescalada y en la víspera del paso de Galicia a la ‘nueva normalidad’ y de la extensión al 70 % de la población de las medidas de la fase 3 de desconfinamiento.

El jefe del Ejecutivo ha argumentado que esta decisión sobre las fronteras se adopta ante la evolución favorable de la pandemia, por lo que a partir del 21 de junio, se levantarán los controles fronterizos de todos los países del tratado de Schengen y en España también se levantará la cuarentena de catorce días que se había establecido para todas las personas que llegaran a España de fuera.

La decisión anunciada hoy por Pedro Sánchez supone adelantar 10 días la apertura prevista de las fronteras para el primero de julio

No obstante, habrá una excepción, la de Portugal, que ha pedido que sus fronteras con España no se abran hasta el 1 de julio. No obstante, la decisión anunciada hoy por Pedro Sánchez supone adelantar 10 días la apertura prevista de las fronteras para el primero de julio. Este adelanto se une al proyecto piloto que comenzará el próximo lunes en Baleares, donde está previsto que lleguen unos 11.000 turistas alemanes.

Según han precisado fuentes autonómicas en relación con la apertura de fronteras, Sánchez ha subrayado en la reunión que las van a levantar el 21 de junio para todos los países Schengen; el 1 de julio para la frontera con Portugal porque así lo han pedido los portugueses; y a partir del 1 de julio «con todos aquellos países de fuera de Schengen».

El jefe del Ejecutivo ha explicado durante la reunión de hoy que, como consecuencia de la relación «tan especial» que tienen con Portugal, el 1 de julio celebrarán tanto en España como en Portugal en la frontera un encuentro entre el Rey y él mismo en representación de España y el presidente de la República y primer ministro portugués. Según ha dicho, lo harán en territorio español y en territorio portugués y están ultimando el lugar y las dos ciudades en las que se reunirían los cuatro representantes de ambos Estados.

Además, el jefe del Ejecutivo ha trasladado a los presidentes autonómicos que están «pendientes todavía de que se haga un listado conjunto» por parte de la Comisión Europea en relación con «las restricciones a terceros países en su circulación hacia el continente europeo».

Sánchez ha reconocido que este es un tema «crítico» porque la evolución de la epidemia en Europa «va francamente bien» pero en el resto del mundo como en el continente americano va «muy mal». También ha citado en este punto a otros países cercanos a Europa como Rusia.

El pasado jueves, Bruselas ya dijo que confía en que los Estados miembro sean capaces de consensuar una lista cerrada pero «revisable periódicamente» de países terceros que no suponen un riesgo y cuyos nacionales podrán viajar este verano al conjunto de la UE, puesto que una vez llegado a un país del bloque tendrá libertad de movimiento por todos los Estados miembro.

La lista deberá basarse en criterios epidemiológicos, a pesar de las dificultades que la comisaria ha reconocido que existen para recabar datos verificables en determinados países, y deberá también tener en cuenta cuestiones como las medidas de contención durante el viaje que son capaces de aplicar estos destinos y que sigan el principio de reciprocidad.