La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha clamado contra el «acoso LGTBI» que Cs sufrió en la manifestación del Orgullo el año pasado durante el acto institucional del Orgullo celebrado por el Ayuntamiento de Madrid, en el que los activistas han afeado la ausencia de la bandera arcoíris en el Palacio de Cibeles.

El vicepresidente de COGAM, Jesús Grande, ha afeado que la bandera no se haya colocado y ha dicho que esperaban más valentía por parte del Consistorio, en un acto celebrado en los jardines de Cecilio Rodríguez al que no ha acudido Vox y en el que el Ayuntamiento ha estado representado por la vicealcaldesa.

«Ahora que hablamos de valentía (…) me hubiese gustado ver a más compañeros de batalla defendiéndonos, sinceramente», ha señalado sobre el incidente ocurrido en 2019, que Villacís ha reivindicado que «no se puede volver a repetir» porque Madrid «no es una ciudad que hiera».

Villacís ha defendido que si no hay bandera es porque «hay una sentencia que lo impide», la del Tribunal Supremo, y «por esa razón se está descolgando en los ayuntamientos».

«La bandera de la libertad nunca puede estar limitada por la bandera del sectarismo. Si en el Orgullo cabemos todos, cabemos todos. Nadie tiene derecho a acosar, porque nadie merece ser castigado por ser como piensa o por pertenecer a un partido determinado», ha afirmado también Villacís.

Además, la vicealcaldesa ha subrayado que Madrid representaba para el colectivo LGTBI «la salida del armario», pero ha admitido que a día de hoy sigue existiendo LGTBIfobia, acoso en las aulas y no se ha alcanzado la igualdad real. «Defender los derechos no tiene que ver con el tamaño de las banderas», ha agregado.

Además, Villacís ha reivindicado que «las mujeres trans no son mujeres de segunda» y que «los hijos de gestacion subrogada tampoco son hijos de segunda».

Preguntada por los periodisas sobre la bandera que el vicepresidente madrileño Ignacio Aguado sí ha colocado en la sede de la Vicepresidencia en la calle Pontejos, Villacís ha explicado que el Ayuntamiento hizo una consulta a los servicios jurídicos, que en un dictamen técnico dijeron que no se podían desplegar banderas.

«Lo que hemos hecho es ser creativos y colocar banderas colgando de farolas, ha sido nuestra manera de sortear la prohibición», ha agreado.