El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, afirmó este viernes durante una entrevista en Radio Nacional de España que se quedó durante meses una copia de la tarjeta móvil de su exasesora en el Parlamento europeo, Dina Bousselham, «para no someterla a más presión porque distintos medios habían publicado que teníamos una relación y eso le supuso una presión enorme».

Iglesias ha dado por primera vez una explicación pública sobre este hecho, por el que en este momento está a las puertas de que el juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, solicite al Tribunal Supremo (ante el que está aforado) que le investigue por presuntos delitos de daños informáticos y revelación de secretos.

El instructor investiga en la pieza Dina de dicho caso el robo del móvil de la excolaboradora de Iglesias a finales de 2015 y la aparición de una copia del volcado de dicho teléfono en casa del comisario en prisión preventiva. Puesto que conversaciones entre miembros de Podemos que contenían ese móvil aparecieron publicados en Okdiario en julio de 2016, el juez dio a Iglesias la condición de perjudicado en el caso, igual que a Bousselham. Él afirmó en sede judicial que el robo se encuadró en una trama de las denominadas ‘cloacas’ policiales del Estado, instadas por el Gobierno del Partido Popular, para perjudicarle a él y a su partido cuando las encuestas le situaban como segunda fuerza política. Lo encuadró en la misma estrategia que la filtración a medios de comunicación del falso informe policial Pablo Iglesias SA (PISA) en el que se afirmó que el líder de Podemos tenía una cuenta en el paraíso fiscal de Granadinas y el partido era financiado por el gobierno de Venezuela.

Ahora, la investigación judicial ha destapado que Pablo Iglesias recibió una tarjeta con una copia del volcado del móvil de Bousselham tres meses antes que Villarejo y que la guardó durante meses, sin entregársela a su dueña. También que cuando lo hizo, la tarjeta estaba dañada y no se podía consultar. De ahí que el juez le retirara la condición de perjudicado y reúna indicios para ver si tiene que solicitar al Supremo que se le investigue.

Al preguntarle el presentador de Las Mañanas de RNE por qué la guardó, explicó: «Yo recibo una de esas copias. Me la da el señor Asensio [presidente del Grupo Zeta, editora de la revista Interviú] que me dice que a lo mejor, con suerte, es la única. Cuando examino el contenido, tomo una decisión, que es no someter a Dina Bousselham a más presión. Se había dicho que tenía una relación conmigo, eso le supuso a Dina una presión enorme. Yo veo allí que había fotos suyas».

-«¿Se la entregó en buen estado?», preguntó el presentador. «Por supuesto que sí», contestó Iglesias.

Sobre el apoyo de Sánchez: «Sólo faltaría»

En cuanto a si pudo difundir la propia Dina Bousselham los mensajes contenidos en el móvil que acabaron publicados en prensa, puesto que ella misma reconoció en sede judicial que les hizo pantallazos y los compartió con terceras personas, Iglesias dijo: «En ese teléfono móvil había fotos íntimas suyas. Usted se imagina a una mujer de veintipico años entregando fotos suyas, datos íntimos suyos a gentuza como Villarejo, como Eduardo Inda [director de Okdiario]? Lo que está demostrado es que lo que aparece en casa de Villarejo es el contenido íntegro del móvil».

«¿Tiene el apoyo del presidente Sánchez?», preguntó el conductor. «Vamos, solo faltaría», contestó Iglesias un día después de que el presidente del Gobierno también ofreciera una entrevista televisiva en la que mostró una tibia defensa hacia Iglesias.

«Quieren sacar a Podemos del Gobierno»

Iglesias también afirmó durante la entrevista que detrás de las noticias sobre la investigación judicial del robo del móvil de Dina Bousselham hay un objetivo de sacar a Podemos del Gobierno: «Entiendo que hay sectores muy poderosos que no soporten que Podemos esté en el Gobierno y para evitarlo van a hacer todo lo que puedan», dijo.

«El objetivo no es que esto termine judicialmente en ninguna parte, sino difama que algo queda. Nos acusaron de ser financiados por el Gobierno venezolano. Acabó archivado, pero muchos españoles siguen pensando que fue así porque durante horas fue lo que escucharon los españoles en televisión», afirmó.

«En ningún caso, no entiendo la decisión y la he recurrido. ¿Cómo que no somos perjudicados? ¿A quién perjudicaron las informaciones que esa trama mafioso pusieron en manos de muchos medios de comunicación de este país? Aquí lo que parece es que Villarejo, Pino, Fuentes Gago…se vayan de rositas», contestó sobre por qué el juez le ha retirado la condición de perjudicado. Y sobre si dimitirá si acaba investigado en el Tribunal Supremo: «No concibo esa posibilidad, sería el mundo al revés. ¿Pero qué es esto?». «Estamos ante un nuevo intento de debilitar a este Gobierno, de sacar a Podemos de este Gobierno, pero vamos a seguir combatiendo a las ‘Cloacas'», afirmó.

«Me parecería muy positivo que en el Parlamento comparezcamos todos por las Cloacas. Que venga Soraya Sáenz de Santamaría a contestar si era ella la que daba las órdenes. Que venga Villarejo. Vamos a preguntarle a Eugenio Pino, a Sáenz de Santamaría, a Fuentes Gago o a Mariano Rajoy, que su partido fue el que montó la cloaca policial», lanzó el vicepresidente segundo del Gobierno en relación con la comisión de investigación y la comparecencia urgente de Iglesias en el Congreso que han solicitado Ciudadanos y Partido Popular.