Política

La 'número 3' de la Policía se perfila para ocupar plaza en una de las embajadas más deseadas

Pilar Allué, subdirectora general de Recursos Humanos y Formación, es la elegida para servir como consejera de Interior en Roma / El ex jefe antiterrorista Enrique Barón y el máximo responsable de los Antidisturbios aspiraban también al puesto

logo
La 'número 3' de la Policía se perfila para ocupar plaza en una de las embajadas más deseadas
La comisaria principal Pilar Allué, en una comparecencia informativa en La Moncloa.

La comisaria principal Pilar Allué, en una comparecencia informativa en La Moncloa. EP

Resumen:

La subdirectora general de Recursos Humanos y Formación de la Policía, Pilar Allué, se perfila como próxima consejera de Interior de la Embajada de España en Roma (Italia), puesto al que también aspiraban el antiguo comisario general de Información Enrique Barón y el actual jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) o ‘Antidisturbios’: José Miguel Ruiz Iguzquiza.

La Comisión de Destinos en el Exterior -órgano consultivo dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad- se reunió este lunes para analizar los currículos profesionales más adecuados a fin de cubrir las vacantes existentes en cinco legaciones diplomáticas en el exterior: las agregadurías de Interior en Atenas (Grecia), Nairobi (Kenia), Tiflis (Georgia) y El Cairo (Egipto), y las consejerías de Interior en Dakar (Senegal) y Roma. Estas plazas las había convocado el director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo Piqueras, el pasado 5 de junio.

Según ha podido conocer El Independiente, la candidata que llegaba mejor posicionada era la valenciana Pilar Allué, a la que el ministro Grande-Marlaska promovió en octubre de 2018 a la Subdirección General de Recursos Humanos y Formación. En el organigrama de la Policía Nacional, este puesto es el número tres tras la Dirección General y la Dirección Adjunta Operativa (DAO).

Allué llegaba al puesto tras haber estado al frente durante casi siete años de la Comisaría General de Policía Científica, responsabilidad que asumió tras convertirse en la primera mujer que alcanzaba el rango de comisaria principal (2012). Con anterioridad había sido jefe superior en Cantabria, pasando a la historia del Cuerpo como la primera funcionaria que desempeñaba una jefatura territorial. Licenciada en Geografía e Historia, lleva 40 años en la Policía Nacional.

La todavía subdirectora general de Recursos Humanos y Formación sustituiría en el cargo al comisario onubense Domingo Suárez Suárez, que fue designado consejero de Interior de la Embajada de España en Roma hace algo más de tres años. Su anterior destino había sido la jefatura de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana en Córdoba.

Polémica de las últimas oposiciones

Para el gran público, el rostro de Pilar Allué comenzó a ser conocido durante el pasado estado de alarma, cuando ofreció alguna comparecencia informativa en La Moncloa para dar cuenta de la actuación llevada a cabo por la Policía en cumplimiento de las medidas de restricción de movimientos para tratar de evitar la propagación del coronavirus después de que el DAO, José Ángel González Jiménez, diera positivo por covid-19 y hubiera de sustituirlo.

La polémica de la últimas oposiciones para ingresar en la escala básica le salpica de lleno a Allué por su condición de presidenta del tribunal 1, después de que se fijara la nota de corte de la prueba de ortografía en un 6,20 una vez realizado el examen y de que no se dieran por buenas varias palabras cuyo uso considera correcto la Real Academia de la Lengua (RAE). Centenares de aspirantes anuncian recursos contencioso-administrativo después de no haber sido atendidos sus argumentos en vía administrativa.

El ex jefe de Información Enrique Barón y el responsable de las UIP también han pujado por el puesto de consejero de Interior en Roma

Las fuentes aseguran que en la terna final que ha llegado al filtro de la reunión de la Comisión de Destinos en el Exterior figuraba también el comisario principal Enrique Barón, al que Juan Ignacio Zoido destituyó como jefe de la Comisaría General de Información en diciembre de 2017 para nombrar a Germán Rodríguez Castiñeira. A Barón lo había colocado al frente de la lucha antiterrorista el ministro Jorge Fernández Díaz en enero de 2012.

El tercer mando mejor colocado para aspirar a la misión permanente en Roma era el comisario principal José Miguel Ruiz Iguzquiza, jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) -conocidas popularmente como ‘Antidisturbios’- y máximo responsable del dispositivo desplegado el pasado otoño en Cataluña (Operación Ícaro) para repeler los graves altercados provocados por los radicales independentistas tras conocerse la sentencia del procés

A finales de octubre, cuatro de los cinco sindicatos con representación en el Consejo de Policía -Justicia Policial (Jupol), el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP)- pidieron al unísono la destitución de Ruiz Iguzquiza como máximo responsable de los errores operativos y de logística puestos al descubierto en dicho dispositivo y por el deterioro progresivo del clima laboral en esta unidad. La dirección ha mantenido a Marte, indicativo asignado al máximo responsable de las UIP.

Cinco años de antigüedad y conocer el idioma

Para optar al puesto de consejero de Interior en una embajada se requiere ser comisario o comisario principal, estar en situación administrativa de servicio activo, tener una antigüedad mínima en el Cuerpo de cinco años y acreditar el «conocimiento suficiente del idioma» necesario para poder desenvolverse en el destino al que aspire.

Al igual que las agregadurías, reservadas a los inspectores jefe, estas plazas son muy demandadas -en la anterior convocatoria se presentaron 109 policías para siete, como informó este diario- debido a las elevadas retribuciones que comporta su desempeño: hasta 21.000 euros netos al mes, según el país de destino. Al tratarse de un procedimiento de libre designación, el margen de discrecionalidad que acompaña la cobertura de estas vacantes es motivo frecuente de polémica, al otorgarse en ocasiones a agentes más por afinidad con la cúpula policial o como ‘pago de favor’ que por los méritos profesionales reunidos.

Una vez propuestos los candidatos idóneos para cada plaza por la Comisión de Destinos en el Exterior, los nombramientos quedan a la espera de que los firme el ministro del Interior. Antes de asumir las nuevas responsabilidades, los consejeros y agregados de Interior reciben un curso de formación organizado por la Secretaría de Estado de Seguridad, estando previsto que esta acción comience este miércoles.

Junto a los funcionarios policiales que servirán en las embajadas de Atenas, Nairobi, Tiflis, El Cairo, Dakar y Roma, el ministro Grande-Marlaska tiene aún que designar a los consejeros y agregados que lo harán en las misiones diplomáticas de Pekín (China), Quito (Ecuador), Yaundé (Camerún), Bogotá (Colombia), Tánger (Marruecos), Niamey (Níger) y Washington (EEUU), cuyos candidatos ya fueron propuestos a finales del mes pasado. Hasta este lunes no se habían publicado las designaciones en la orden general del Cuerpo.

Como desveló este diario, la Comisión de Destinos en el Exterior propuso en su reunión del 29 de junio al comisario principal Carlos Antonio Vázquez Ara como el mando «más adecuado» para ocupar la plaza de consejero de Interior en la Embajada de España en Washington. Vázquez Ara es en la actualidad Jefe de la División de Cooperación Internacional, departamento que participa en este tipo de proceso de selección al ser el que comprueba los méritos alegados y evalúa el «perfil de los peticionarios» antes de elevarlos a la Secretaría de Estado de Seguridad.

Comentar ()