España | País Vasco | Política

La economía vasca se desploma: su PIB y su empleo caen un 20% el segundo trimestre

Las cifras son casi el doble de las previstas inicialmente por el Gobierno vasco que confía en paliar la caída el 3º y 4º trimestre, "no hay precedentes en tiempos de paz de una caída semejante"

Instalaciones del astillero de La Naval, en Sestao (Vizcaya).

Instalaciones del astillero de La Naval, en Sestao (Vizcaya).

La economía vasca se ha desplomado en el segundo trimestre de este año a consecuencia de la crisis económica provocada por la pandemia. Durante los meses de abril, mayo y junio la actividad económica en el País Vasco se hundió en cifras muy superiores a las estimadas inicialmente por el Gobierno vasco. Así, el PIB cayó un 20,1% durante esos tres meses, frente al 13,4% que había previsto el Ejecutivo de Iñigo Urkullu. De igual manera, el empleo también se ha desplomado de modo mucho más elevado, al alcanzar a finales de junio una caída del 19,8% interanual, cuando el Gobierno había previsto que lo haría en un 10,7%, casi la mitad de lo conocido hoy.

Pese a tratarse de unas cifras por ahora provisionales, y que no se confirmarán hasta la cuantificación definitiva prevista para el 18 de septiembre, el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha asegurado que nos encontramos «ante una de las circunstancias más excepcionales vividas nunca» en la economía vasca por la profundidad de la recesión: «No hay precedentes en tiempos de paz de una caída semejante», ha asegurado.

Los responsables económicos confían en que al menos la actividad pueda recuperarse levemente durante la segunda parte del año. Recuerdan que estas cifras corresponden al periodo de mayor restricción en la movilidad y parón de la economía y que con la recuperación progresiva que se ha producido recientemente las cifras puedan mejorar.

Azpiazu ha señalado que la caída de la recaudación en las haciendas forales se estima en cifras del 18%, por lo que urge al Gobierno a facilitar al Gobierno vasco una senda de endeudamiento clara para poder abordar cuanto antes el proceso presupuestario. Para ello, al igual que hicieran el PNV en el Congreso, ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez la convocatoria urgente de la Comisión Mixta del Concierto para fijar el margen de endeudamiento al que podrá optar la Administración vasca. Señala que se acordó que éste debería ser equivalente a la pérdida de recaudación para poderla compensar vía deuda. Azpiazu ha subrayado que la pérdida de recaudación puede equivaler a un 4,1% del PIB vasco y que el nivel de deuda con el que se podría compensar y estabilizar la economía se estima hoy en un 3,5% del PIB.

Caída «muy intensa»

El ‘termómetro’ de la economía que mensualmente elabora el Gobierno sitúa a la economía vasca en 31,5 puntos sobre cien, lo que equivale a una caída interanual del 19% del PIB. Este indicador fue aún peor en el mes de abril, con 27,5 puntos, lo que permite concluir que en junio se observa «una evolución menos negativa» pese a estar en una «profunda recesión».

Todos estos datos obligarán a volver a hacer una revisión del cuadro macroeconómico, que ya fue actualizado, y que no se revisará hasta conocer los datos definitivos en septiembre. Azpiazu no ha ocultado hoy que los datos arrojan la conclusión de que la caída de la economía es «muy intensa» y que confía en que durante el tercer y cuarto trimestre de este año se pueda recuperar: «Vamos a tener que hacer esfuerzos intensos desde lo público y desde lo privado para salir de esta situación, no va a ser nada fácil». Ha confiado en que las medidas de incentivación y apoyo a la economía impulsadas tanto desde las instituciones europeas como las nacionales y las de ámbito local como las diputaciones forales surtan efecto y contribuyan a apuntalar el camino de la recuperación.

La situación actual rompe una tendencia positiva de la economía en Euskadi que acumulaba seis años de crecimiento y que había previsto cerrar 2019 con un incremento del 2,2% y 2020 con una mejora de 2% que ahora ha quedado truncada. De igual modo, las tasas de desempleo que habían alcanzado cifras por debajo del 10% se verán superadas ampliamente. El Gobierno de Urkullu, que probablemente reeditará la coalición con el PSE, ya ha avanzado que fijará como prioridad retomar los niveles de desempleo que se lograron a comienzos de este año y que situaron el paro en el 9,7&.

Comentar ()