Política Juan Carlos I abandona España

Iglesias protestará en el Consejo de Ministros por la "huida" del Rey emérito

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se queja de no haber sido informados sobre las decisiones que se tomaban en torno al anterior monarca

Sánchez e Iglesias en el Congreso. EFE

Unidas Podemos sigue en pie de guerra contra sus socios de Gobierno. La ministra de Igualdad, Irene Montero, les ha reprochado no haber sido informados sobre las medidas que Moncloa y Zarzuela barajaban para buscar una salida a Juan Carlos I. Tampoco la decisión final de que éste abandone España mientras se resuelve su situación judicial por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales. El malestar de los morados es indisimulable y, de hecho, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, suscitará esta cuestión en la reunión del Consejo de ministros de hoy, según ha podido saber El Independiente de fuentes de su entorno.

«No es una decisión que haya tomado el gobierno de coalición», ha dicho Montero en entrevista en la SER. Y ante la pregunta de si la coalición está más débil, ha dicho desear que no, para agregar a continuación que las diferencias deben ser tratadas «con lealtad».

Los ministros de Unidas Podemos «no estaban al tanto». Ignoraban que ayer se fuera a producir el anuncio de su abandono de España, una decisión que, a juicio de los morados «no beneficia a la Monarquía ni a España» y que han calificado de «huida indigna». En definitiva, «puede ser una decisión que haya tomado el PSOE desde Moncloa y lo respeto», pero «creo que eso lo tendremos que hablar en el seno del Gobierno», en un Consejo que no se prevé nada fácil y que irá seguido de una comparecencia ante los medios de comunicación de Pedro Sánchez.

«En cuestiones centrales para el futuro del país vamos a tener posiciones diferentes porque somos dos partidos, pero si se trata con lealtad y se canaliza de forma democrática, podemos trabajar juntos por el bien común», ha agredado la ministra de Igualdad.

Cuesta pensar que no fueran conscientes de que Moncloa llevaba más de un año hablando con Zarzuela desde que comenzaron las investigaciones judiciales suizas en torno a Juan Carlos. De hecho, en el comunicado del 15 de marzo se admite que los hechos se pusieron en conocimiento de las «autoridades competentes» en 2019. Y aunque no especificaba quiénes eran éstas, dejaba leer entre líneas que Moncloa fue oportunamente informada.

La «cocina» de la decisión

La decisión de ayer no sólo la conocía Sánchez sino que había estado en la propia cocina a través de su director de gabinete, Iván Redondo, y del secretario general de Presidencia, Félix Bolaños. Se manejaron muchas opciones. De hecho, la salida de España de Juan Carlos I no es el punto final, porque si finalmente la Justicia decide que debe rendir cuentas por sus actuaciones, queda pendiente qué se hace con el título, puesto que sigue siendo Rey emérito y, por tanto, forma parte de una Familia Real cada vez más diezmada.

También Pablo Iglesias llevará al Consejo su malestar por el acercamiento a Ciudadanos. Montero subraya que «lo que no se entiende es que Ciudadanos dice que se reúne con el Ejecutivo cuando veta a una formación del mismo. Cuando tenga que tratar de algo con el Gobierno, como los Presupuestos, tendrá que hacerlo con las formaciones políticas que forman parte del Gobierno», ha reiterado.

Además, ha leído la cartilla al PSOE cuando ha defendido que «un Gobierno progresista tiene que pensar primero qué quiere hacer y luego quiénes son los socios con los que puede construir esas políticas. Si el PSOE decide mirar ala derecha, lo respetaremos, pero nosotros vamos a ser firmes y leales al acuerdo» y los socios «que hay que cuidar» son los que hicieron posible la investidura.

Comentar ()