Pablo Casado ha revolucionado la estructura interna del Partido Popular. En un comunicado distribuido en la tarde de este lunes, el partido ha anunciado que Cayetana Álvarez de Toledo cesa en sus funciones como portavoz en el Congreso de los Diputados, donde será sustituida por Cuca Gamarra.

Pero la decisión de Casado supone otra bomba dentro del partido: el ascenso meteórico de José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, que pasará a ser portavoz nacional del partido tras la Junta Directiva Nacional que se celebrará este jueves de forma telemática.

Será en este encuentro del mayor órgano entre congresos del partido, donde se abordará la remodelación, un auténtico vuelco en el equipo directivo del PP, ya que supone no solo la marcha de Álvarez de Toledo, cuestionada por ciertos sectores desde su nombramiento, sino la creación de un puesto para el alcalde de Madrid.

Así, al acabar de cumplir dos años al frente del partido, Casado sitúa en un puesto relevante a Martínez-Almeida, una de sus mayores apuestas personales, quien ha ganado en popularidad durante la gestión de la pandemia al frente del Ayuntamiento de Madrid.

«Es para mí todo un orgullo y un gran honor», ha reaccionado Martínez-Almeida en su cuenta de Twitter, en la que ha agradecido la decisión a Pablo Casado. «Momentos especialmente trascendentales para España y todos los españoles en los que espero estar a la altura», ha añadido el alcalde de la capital.