El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este lunes su «total confianza y total apoyo» a Unidas Podemos y al vicepresidente Pablo Iglesias, exactamente al mismo tiempo que el Grupo Parlamentario Socialista tumbaba en el Congreso de los Diputados la petición de comparecencia para que el líder morado explicase las causas judiciales que pesan sobre la financiación de su partido.

El PSOE votará finalmente en contra de la petición, pese a que ministras como Margarita Robles y la vicepresidenta Carmen Calvo habían asegurado el lunes que sería bueno que Iglesias diese explicaciones. No lo hará, gracias a su socio de gobierno y a los partidos independentistas, que tampoco apoyarán la petición.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sánchez ha sido preguntado por la investigación judicial ante la denuncia del exabogado de Podemos, quye ha provocado que la formación morada y varios de sus dirigentes hayan sido citados como imputados.

Sánchez, como ya hizo en su anterior rueda de prensa tras ser recibido en Marivent por el Rey, ha reiterado su «máximo respeto» por la labor del Poder Judicial y ha declinado hacer comentarios sobre la actuación de la Justicia.

Pero, políticamente, ha querido dar un paso más expresando su apoyo a Pablo Iglesias: «Total confianza y total apoyo a Unidas Podemos y al vicepresidente segundo», ha subrayado.